Cómo recuperar tu matrimonio en el 2019: Tips infalibles

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


Si estás pasando por un mal momento con tu esposo y necesitas saber con urgencia cómo recuperar tu matrimonio, ¡no dejes de leer el artículo!

Voy a compartirte los mejores tips para que sepas cómo salvar tu matrimonio paso a paso, sin importar cuán fuerte sea la crisis por la que estén atravesando, si ha ocurrido una infidelidad o se han separado.

Así que no pierdas la esperanza que todo tiene solución si ambos están dispuestos a trabajar juntos por mantener ese amor, ¡mira lo que sigue!

Independientemente del tipo de crisis o las causas de que tu relación no funcione bien, hay algunos consejos básicos que no puedes pasar por alto si lo que quieres es recuperar un matrimonio dañado, ¡aquí te los dejo!

Comunicación efectiva

Consejos para un matrimonio feliz

Uno de los pilares fundamentales de cualquier relación de pareja es la comunicación, pero para lograr que esta sea efectiva ambos cónyuges tienen que trabajar juntos desde el inicio.

¿Qué es comunicación efectiva? ¿Cómo puedes lograr tener una buena comunicación con tu pareja? ¿Cómo recuperar tu matrimonio empezando por este aspecto?

Todas estas preguntas tienen respuesta si sigues las recomendaciones que voy a darte ahora mismo:

Hablar y saber escuchar

Lo primero, si se trata de comunicación, es que tienes que aprender a hablar con tu pareja. Sé que parece muy básico, pero es esencial.

Tienes que entender que tu esposo no es adivino, ni lee el pensamiento o está dentro de tu cabeza para saber lo que piensas o cómo te sientes, así que si quieres que sepa algo, ¡tienes que decírselo!

Y por supuesto, esto es aplicable también para él.

Además, hay una parte importante que es necesario que pongas en práctica si no lo haces: escuchar al otro, pues no solo se trata de ti, sino de los dos.

Aprender a exponer los problemas

Conversar sobre lo que les pasa a ambos podría ser un buen comienzo para salvar un matrimonio en crisis.

Si tienes algún conflicto o te sientes mal por algo, ¡debes contárselo a tu pareja!

No es saludable que las cosas que te pasen las guardes para ti y acumules rencores, pues esto solo se convertirá en una bomba de relojería que tarde o temprano terminará por estallar de la peor manera.

Implica a tu chico en esto, enséñalo a hacer lo mismo y exponer cómo se siente.

Para saber un poco más sobre el complejo mundo del matrimonio, lee el artículo de scielo.org.co, ¡seguro te interesará!

Conversar con regularidad

Un buen entrenamiento para esto puede ser tener conversaciones frecuentes sobre cualquier tema sustancial para los dos: el clima, los acontecimientos políticos, el arte, los pasatiempos de cada uno, los niños si los tienen, las mascotas, la familia, la casa, etc.

Pueden incluso escoger un horario del día para hacerlo, como en las tardes al llegar del trabajo, en la cena, antes de dormir ya acostados en la cama o en las mañanas, ¡elijan el que más les convenga y no discutan en esas conversaciones!

Esto irá entrenándolos y creará un hábito necesario en la pareja.

¡No a la ley del hielo!

Seguramente te ha pasado alguna vez con tu pareja, si tu matrimonio está en crisis, que quieres hablar de un tema y él no responde o te da evasivas para no hablar sobre eso, ¿o acaso lo has hecho tú?

Pues si quieres una comunicación efectiva entre ambos, tienes que romper con esa práctica que no los llevará a ningún lado más que a la separación definitiva.

La comunicación es una herramienta esencial para recuperar tu matrimonio en 30 días o mucho menos, pero solo si los dos están dispuestos a hablar y escuchar al otro por igual.

No insultar

Los insultos y ofensas son manifestaciones de violencia psicológica hacia la otra persona y lo único que lograrás será alejarla más de ti o enfurecerla.

Sé que en una discusión acalorada puede ser muy apropiado insultar a tu esposo, y que, además, vendrán a tu mente toda una lista de los mejores “piropos negativos” para él, pero debes evitar hacerlo, al igual que proferir palabras obscenas.

Así que si esto te pasa, lo mejor es que aprendas a controlarlo de inmediato y no lo insultes si quieres aprender cómo recuperar tu matrimonio.

Investiga un poco más sobre el bullying en pareja: ¿es sano para la relación?

Respeto por encima de todo

Este es otro pilar básico en toda pareja, y si sabes hacerlo presente siempre no tendrás problemas futuros.

Solo recuerda algo esencial y trata de aplicarlo como un mantra en tu vida y tu matrimonio: no trates a los demás como no te gustaría que te trataran, no hagas lo que no te gusta que te hagan, date a respetar para que te respeten.

No gritar

Los gritos son parientes cercanos de los insultos y del irrespeto y causan los mismos efectos negativos en tu pareja.

No hay por qué alzar la voz en una discusión, por mucho que tengas ganas. Con ello no conseguirás que tu chico se calme o te oiga más, y sí que haya más gritos y, además, que te escuchen los vecinos.

Practica hablar en voz baja, con calma, aunque estén tratando los temas más complejos para ambos.

Si discuten, no le grites aunque él te alce la voz, así se dará cuenta de que está actuando mal.

¡No al deseo de pelear!

Sé que puede ser muy difícil, pero si te lo propones lo lograrás.

Si consigues resistir la tentación de empezar una pelea con tu esposo —por mucho que él te provoque— estarás en el camino correcto y tendrás la clave para saber cómo recuperar tu matrimonio.

En los matrimonios y noviazgos siempre hay peleas, pero hay que delimitar el grado de esas discusiones, sobre todo si están en crisis.

Así que si es tu caso, lo que te recomiendo con urgencia es que aprendas cómo dejar de pelear con mi novio.

Ser constructivos y autocríticos

Esto puede ser complicado, como casi todo si quieres aprender cómo salvar tu matrimonio paso a paso, pero podrás lograrlo si empiezas por ti misma.

Ambos tienen problemas, pero la solución a estos no será que lo culpes a él de todo o que le eches en cara sus errores.

Tienes que estar dispuesta a oír tu parte y a aceptarla con humildad y responsabilidad si quieres que funcione la relación de los dos, porque, a fin de cuentas, ambos, y no uno solo, construyen esa pareja que están intentando salvar.

Paciencia infinita

Cómo recuperar tu matrimonio

Otro de los tips que no puedes pasar por alto si estás decidida a recuperar tu matrimonio es la paciencia.

No voy a mentirte, conseguirlo no será cosa de un día, y dependerá en gran medida de todo lo que esté involucrado en esa crisis de pareja que ahora afrontan (niños en común, infidelidades, convivencia, separaciones, etc.).

Ante todo siempre recuerda contar hasta 10 y respirar hondo antes de actuar sin pensar o decir algo de lo que te puedas arrepentir.

Casi nunca salen buenas decisiones de una mente alterada o acalorada, así que espera un poco y trata de ver todo desde otra perspectiva y cuando estés más calmada.

Vuelve a empezar si es necesario, retoma el camino andado como si fuera nuevo y busca soluciones donde creas que no las hay, ¡es la clave!

Terapia de pareja

Y si crees que no pueden solos, que necesitas ayuda profesional para recuperar tu matrimonio, ¡no tengas miedo o vergüenza en acudir a ella!

Hay miles de personas dispuestas a ayudarte y totalmente capacitadas para ello.

Así que si ambos están de acuerdo, no lo dudes más y acude a la terapia de pareja.

Cómo recuperar tu matrimonio en crisis

Por supuesto, además de estos tips básicos que no pueden faltar, hay particularidades que debes tener en cuenta en dependencia del tipo de problema que tengan tú y tu esposo en la relación.

Si están ahora mismo afrontando una crisis, sin que haya infidelidades o separación de por medio (aunque esto te valdrá también en cualquiera de estos casos), ¡mira lo que debes hacer para recuperar tu matrimonio!

Listado de diferencias entre ambos

Un buen ejercicio para afrontar los problemas de pareja es tener las cosas claras.

Así que a tomar papel y lápiz y anotar todo lo que pueda estarlos separando.

Apunta todo lo que los afecta y provoca que estén en esta crisis; pídele a tu chico que haga lo mismo en un ejercicio de autorreflexión.

Listado de cosas que los unen

Por supuesto, si van a poner las cosas malas, también debe haber una lista con las buenas.

Realicen el mismo ejercicio, solo que esta vez anoten todo lo que los una y las cosas que amen como pareja, ¡para que no se les olvide por qué quieren seguir juntos!

Buscar soluciones

Después de hacer cada uno de los listados, están preparados para el siguiente paso.

Con mente abierta y siendo autocríticos, intercambien esas notas y conversen sobre lo que en ellas está, ¡buscando soluciones para mantener ese amor!

No se trata de pelear o discutir, sobre todo con la lista de las cosas negativas, sino de tratar de llegar a acuerdos productivos entre ambos por el bien de la pareja.

Recordar lo que los une

Esto más que nada estará latente en la lista de las cosas positivas.

Aunque parezca poco importante, no lo dejen de lado y refuercen ese vínculo recordando esos sentimientos que originalmente hicieron que ambos formaran un matrimonio y con ello una familia de dos, o de muchos más si ya tienen hijos o quieren tenerlos.

No dejen de tener presente siempre qué es lo que hace que luchen por recuperar un matrimonio dañado, por hacer que valga la pena otra vez, por recomenzar, por mantener el amor intacto.

Posibles cambios a hacer

Cómo tener un matrimonio duradero

De todo esto puede salir además un resultado extra: los cambios que deben hacer para mejorar la relación y recuperar su matrimonio.

Es importante que ambos colaboren y estén dispuestos a trabajar en serio para ello, pues solo así lograrán transformar la realidad que ahora los atormenta en un paraíso de amor y felicidad conyugal.

Consulta estos consejos para mejorar tu relación actual y aprende también cómo evitar la monotonía en una relación.

Esfuerzo conjunto

No puedes olvidar, si quieres salvar tu matrimonio paso a paso, que se trata de una tarea de dos, porque son dos los que forman una pareja.

Así que de nada servirá que tú sola seas quien lo intente una y otra vez, amiga mía, se trata de involucrar a tu esposo a ser participante activo en esta recuperación.

Claro, una cosa no puedes olvidar, por dura que sea: él debe estar de acuerdo y quererlo con igual ganas que tú, sino nunca funcionará.

Partir de ti misma

Ya te hablé de la importancia de ser autocríticos, pero no puedes exigirle a tu pareja que lo sea a menos que empieces por darle el ejemplo.

Así que trata por todos los medios de analizar qué has hecho mal o qué estás dejando pasar y enfócate en eso más que en lo que debe hacer tu pareja.

Comienza por ti y enséñale que él puede hacer lo mismo, pero sin estar señalando sus errores todo el día.

Es una manera de aplicar esa frase popular que dice “haz bien y no mires a quién” o “no tires piedras al tejado del vecino si el tuyo es de vidrio”.

Tu esposo notará que te estás esforzando y que pones todo tu empeño por saber cómo recuperar tu matrimonio, ¡verás que te dará excelentes resultados!

Reconstruir la intimidad

Por supuesto, no se trata solo de sexo, pues la intimidad en la pareja está hasta en la comunicación que ambos tengan, pero la parte sexual es indispensable si quieres que tu matrimonio funcione.

Paso a paso y con mucha paciencia deben ir reconstruyendo la intimidad entre los dos, posiblemente afectada por esta crisis que atraviesan.

Así que da el primer paso, aprende de inmediato con nuestro Método del Deseo Magnético cómo piensa y siente tu esposo, cómo funciona la mentalidad masculina y qué hacer para volverte irresistiblemente atractiva para él otra vez.

Compartir tiempo juntos

Y una manera muy fácil de lograr esta intimidad nuevamente es pasar tiempo juntos.

No dejes que la dinámica caótica de la vida cotidiana, con todo el trabajo y el estrés que conlleva, impida que pases tiempo a solas con tu esposo, acompañándose mutuamente.

Busca el tiempo, haz que aparezca donde lo creas perdido, y salgan a pasear, viajen o simplemente siéntense a conversar en el atardecer con una buena botella de vino.

Descubre los beneficios de viajar en pareja.

Sinceridad ante todo

Si se trata de recuperar tu matrimonio, no irás a ningún sitio si las mentiras forman parte de la relación.

Así que empieza desde ahora mismo a ser sincera y hablar claro con tu esposo ante cualquier problema, por supuesto, tratando de no ser brusca y eligiendo el momento oportuno para decir las cosas.

Enséñale a él la importancia de ir con la verdad por delante en una relación de pareja, ¡no te arrepentirás!

Cumplir lo prometido

Y de extrema importancia, aunque lo haya dejado para el final: cumple lo que prometas.

Si has dicho que cambiarás, cambia. Si has prometido que no lo volverás a hacer, no lo hagas.

Ambos deben trabajar en mantener las promesas que han hecho para volver a construir este camino juntos y recuperar un matrimonio dañado.

Cómo recuperar tu matrimonio después de una infidelidad

Cómo salvar tu matrimonio

Si entre tú y tu esposo ha ocurrido una infidelidad con una tercera (o terceras) persona(s) y estás dispuesta a recuperar tu matrimonio, ¡no puedes dejar pasar los consejos específicos para estos casos y leer el texto de repositorio.uchile.cl sobre el matrimonio en la actualidad!

Problemas ocultos

Las infidelidades en una pareja nunca ocurren porque sí, sin motivo.

Es por ello que debes tratar por todos los medios de ver los problemas que pueden estar escondidos detrás de la infidelidad y las posibles causas de la misma.

No se trata de buscar justificaciones a algo que no las tiene pero, eliminando la raíz del problema, estoy seguro que encontrarás la solución y podrás recuperar tu matrimonio.

Pedir perdón y perdonar

Vital para recuperar tu matrimonio después de una infidelidad es lograr el perdón entre ambos miembros de la pareja.

Así que deben lograr, ambos, perdonarse, perdonar al otro y olvidar lo sucedido.

Acumular rencores y luego “sacar trapos sucios al sol” no es la solución y de hecho, si esto sucede, no habrás logrado de veras salvar tu matrimonio, sino que habrás pospuesto su muerte con paliativos temporales.

Reconstruir la confianza

Es imprescindible que esto ocurra, sobre todo después de que una infidelidad o traición esté sobre la mesa.

Trabajen juntos en recuperar paso a paso este vínculo. No será fácil al principio, pero si mantienen sus promesas y no provocan de nuevo la desconfianza del otro, ¡lo habrán conseguido!

Descubre cómo mejorar la confianza en pareja y, también, porque es valioso, en estos casos, cómo controlar los celos.

Sin culpar a nadie

Y si pedir perdón y perdonar es básico para recuperar tu matrimonio, olvidar a los culpables es esencial.

No importa quién fue el infiel o si ambos lo fueron, si han decidido seguir adelante nada de esto debe permanecer entre ambos, ¡o lo arruinará todo!

No hacer caso a lo que digan los demás

Las personas siempre van a opinar, no importa lo que suceda. Y estas opiniones serán tan diversas como diversa es la gente.

Así que lo mejor que pueden hacer tu esposo y tú es aplicar ese refrán que dice: “entre marido y mujer nadie se debe meter” y hacer lo que crean correcto para los dos sin prestar atención al qué dirán.

Cómo recuperar tu matrimonio después de una separación

Cómo evitar la infidelidad en el matrimonio

Y si tu matrimonio ha pasado por una separación los tips anteriores serán útiles y valiosos para recuperar ese vínculo, pero también debes prestar especial atención a esto que voy a dejarte a continuación:

Aprender a recomenzar

Una separación en la pareja implica cambios y distancia en el vínculo de ambos.

Así que lo primero, si deciden volver, es aprender a reconstruir todo desde el inicio y comenzar de nuevo, si bien no desde cero pues tienen mucho camino recorrido juntos.

Aprende qué hacer para reconquistar el amor de tu ex pareja 7 tips y utiliza, sin dudarlo, nuestro Método de la Reconquista para recuperar tu matrimonio después de una separación.

Perdona y olvida

Si es importante perdonar y perdonarse cuando la infidelidad está en medio de tu matrimonio, si ambos han llegado a la separación, ¡es más importante aún!

Perdona a tu pareja, pero hazlo desde lo más profundo de tu corazón.

No se trata de que borres tu memoria, pues eso será imposible, pero lo que sí puedes lograr es apartar de tu vida todo sentimiento de rencor o remordimiento por lo que ocurrió.

Pasa la página

Aprende a pasar la página y dejar atrás el pasado, pues ya pasó y no puedes, ni quieres, volver a él.

Así que a partir de este momento piensa solo en reconstruir los cimientos de tu presente y futuro junto a tu esposo, ¡y enséñale el valor que esto tiene para ambos!

Será la única y verdadera forma de saber cómo recuperar tu matrimonio y tener una larga vida juntos en total felicidad y armonía.

Aprende también cómo ser feliz con tu pareja.

Pin It on Pinterest

Share This