Cómo ser feliz con tu pareja y conservar el amor ¡en solo 10 tips!

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


¿ Quieres saber cómo ser feliz con tu pareja ? ¿No sabes cómo conservar la felicidad en tu relación? ¡Pues has llegado al lugar correcto! Aquí, encontrarás 10 consejos que te serán de gran ayuda para que puedas mantener un nexo afectivo satisfactorio y sano.

La felicidad en pareja es un fenómeno complejo, no te lo voy a negar; si no fuera así, no existirían en el mundo los divorcios y separaciones; pero, tampoco es tan difícil o imposible de lograr. Con la ayuda de los siguientes tips, descubrirás cómo no darte por vencida ante la primera pelea o diferencia de criterios y lograr esa felicidad ansiada.

Aprender a conocerse: conócelo y conócete

La enemiga más peligrosa de la felicidad en pareja es la rutina

Irse a vivir juntos o casarse es un paso trascendental en cualquier relación. A veces, sucede precipitadamente; es tan fuerte la pasión que solo quieres compartirlo todo con esa otra persona y estar todo el tiempo junto a él. Nada de esto está mal, pero hay que saber cómo vivir en pareja.

El primer paso que te propongo es conocerse uno al otro. Después de algunas salidas o noches de pasión, no conoces del todo a esa otra persona; el día a día te dirá lo que falta, así que hay que ir aprendiendo. Incluso las parejas que llevan muchos años juntos descubren cada jornada algo nuevo en su ser amado.

Tendrás que aprender lo que le gusta, sus recuerdos, sus sueños, sus ilusiones; pero, también sus hábitos, sus rutinas de trabajo o de alimentación, sus miedos o manías. Como ya sabrás, “cada persona es un mundo”, entonces, tendrás para descubrir todo un mundo diferente al tuyo.

Eso no ocurrirá en un solo momento, como ya te dije, y la sorpresa de descubrir algo nuevo en él podrá traerte satisfacciones o desesperanzas, todo depende de lo que descubras y de cómo lo tomes. No se trata de estar indagando todo el tiempo en su vida personal, o de obsesionarte con que vas a encontrar una historia de adulterio o asesinato detrás de ese hombre que amas, ¡NO!; tienes que dejar que las cosas sucedan y darte cuenta, un día, que con solo mirarlo, ya sabes lo que está pensando o lo que quiere.

Como si fuera poco, lograrás revelar, con su ayuda, cosas de ti misma que ni siquiera sabías que estaban ahí. Así que las sorpresas que tendrás podrán venir incluso de ti misma, solo hay que tener la constancia de ir descubriendo quiénes somos.

No dejes de leer “99 preguntas para conocer mejor a mi novio” para salir de la rutina y emprender el juego del conocimiento.

Aceptación y tolerancia: no somos iguales

La mayoría de los problemas que surgen al vivir en pareja tienen que ver con la aceptación del otro, de sus virtudes, pero también de sus defectos.

Has vivido todo el tiempo contigo, haces las cosas en casa a tu manera, sigues tus rutinas y horarios, estás orgullosa de tus virtudes, lidias con tus defectos lo mejor que puedes, e incluso soportas tus manías. Es fácil, eres tú misma, estás acostumbrada a ti. El problema comienza en acostumbrarte a todas esas cosas en otra persona y, además, permitir que entre de lleno en las tuyas.

La clave para tener claro cómo ser feliz con tu pareja está en la aceptación y la tolerancia. Ese es el paso siguiente. A medida que lo conoces debes aprender algo muy sencillo pero muy difícil de llevar a la práctica en ocasiones: él no eres tú.

Te recomiendo que recuerdes esto constantemente. Y me dirás: “No hace las tareas de la casa bien”, ¡error!, lo que pasa es que no las hace como tú o como tú quieres que las haga. “No soporto que sea de esta manera o que haga tal cosa”, y yo te pregunto: ¿acaso tú eres perfecta? Conoce los 25 errores que cometen las mujeres y arruinan las relaciones y reflexiona acerca de aquellas actitudes que poco favorecen tu relación de pareja.

Para saber cómo ser feliz con tu pareja, no necesariamente debes tener a la persona perfecta al lado tuyo, ¡eso existe solo en los cuentos de hadas!; ni siquiera está en ver perfectas sus “imperfecciones”, eso suele durar poco. La verdadera felicidad está en saber aceptar que no somos iguales aunque nos parezcamos, en tolerar las diferencias que tengamos y amar al otro tal cual es, sin tratar de cambiarlo.

Uno más uno es siempre igual a dos

La felicidad y la armonía en pareja

Estás de lleno en tu relación. Todo lo comparten, todo lo hacen juntos, se aman con locura. Las aspiraciones son las mismas, los planes futuros son en común. Parecen una sola persona, incluso, por la manera de pensar.

Todo eso está muy bien, pero recuerda que aunque parezca que son uno, bien sabes que no es así. Este es el tercer consejo que te propongo debes seguir: tú y tu pareja son dos personas diferentes, individuales, separadas, aunque el amor los una.

Debes respetar su individualidad como él debe respetar la tuya. Si te obsesionas con hacerlo todo juntos, con estar todo el tiempo viéndose, con no separarse ni un segundo, terminarás por arruinar la relación. Llegará un momento en que no tendrán nada nuevo que compartir porque todas las experiencias serán comunes, iguales, y de ahí a la monotonía y a la separación va solo un saltico.

No se trata de llegar a los extremos, se trata de compartir, incluso, esas diferencias, esos espacios en que están lejos en el trabajo, en la escuela de cada uno o en compañía de otras personas.

Cómo ser feliz con tu pareja es posible, ¡solo debes seguir leyendo y echarle un vistazo a las demás recomendaciones!

Respetando espacios

Si logras comprender y superar el paso anterior, este te será fácil. Para alcanzar la armonía en la pareja también debes aprender a respetar los espacios de ausencia. ¿Cómo?, muy sencillo.

En la vida no siempre queremos estar acompañados, así que si tu chico te pide tiempo para estar solo y dar un paseo, leer, disfrutar de un paisaje tranquilo, meditar, pues ¡no le critiques esto! Claro, siempre alerta de que esto ocurra con moderación, sin exagerar. Incluso puedes acompañarle, pero viviendo tu propia experiencia interior. Los seres humanos a veces, unos más que otros, necesitamos tiempo para la introspección y el recogimiento.

¡Cómo ser feliz con tu pareja no se trata de ser inseparables!

También tienes que respetar, ¡y eso debería de ser sagrado!, si no le gusta que hurguen en sus cosas o en su pasado. Por supuesto, yo sé que eres una chica inteligente: investiga o indaga en algo así de delicado, pero hazlo sin que se dé cuenta, en el momento justo, ¡o utiliza otras fuentes!, siempre con mucho tacto. Eso sí, dale a entender que respetas su espacio para que él respete el tuyo, aunque compartan toda una vida en común.

Cómo ser feliz con tu pareja: ¡Fuera la rutina!

La aceptación es clave para vivir en pareja

Una de las enemigas más peligrosas para aprender cómo ser feliz con tu pareja es la rutina. Al principio de una relación todo es nuevo, todo es sorprendente, todo es descubrir en el otro. Pero, cuando vives con alguien durante un tiempo, las cosas cotidianas comienzan a ser las mismas por muy diferentes que se hagan.

Mientras más aumenta el tiempo de convivencia, más conoces a ese otro y entre las labores diarias, el trabajo, la escuela, los niños si hay en común, todo se vuelve monótono e igual cada día. Eso no hay manera de que lo cambies, todos los días haces cosas iguales: comes, duermes, te aseas, incluso en las relaciones sexuales termina por ser lo mismo cada vez.

La clave aquí está en tener la chispa para variar eso que parece igual: hacer un plato que sorprenda, salir a pasear a sitios que no conozcas (aunque sea a una plaza o un parque), sorprender con un detalle o una nota cariñosa, atreverte a experimentar cosas nuevas. Es más, la manera en que lo nombras puede variar si cambias el apodo o le pones uno: consulta el artículo Apodos divertidos para usar en tu relación ¡La mejor recopilación! y tendrás bastante para innovar en algo tan simple como la manera de llamar a tu chico.

No se trata de que saltes en paracaídas todos los días, sino de que trates de disfrutar la rutina diaria sin perder las ganas de innovar o buscar cosas nuevas aunque sea de vez en cuando. Atrévete a cambiar pequeñas cosas, verás los resultados en el bienestar con tu pareja.

Hacer cosas juntos: rutinas que hay que cuidar

Aunque parezca contrario a lo anterior, no es así. Es solo una advertencia y con ella, otro consejo más. Antes te recomendé cambiar la rutina, pero con moderación. Y dentro de esa rutina, hay cosas que no deberías cambiar, aunque eso depende de cada pareja.

Hay muchas pequeñas cosas que, a veces, ni se notan, pero que contribuyen a lograr cómo ser feliz con tu pareja. Hay determinados “rituales” que deberías mantener si funcionan en tu caso: por ejemplo, darse las buenas noches e irse a dormir al mismo tiempo, o los buenos días y despertar juntos, despedirse o saludarse siempre con un beso o abrazarse. Hay claves que no deberían variar aunque estés muy apurada, porque llegas tarde o muy cansada de tu jornada y quieras irte a dormir.

El día de San Valentín tiene que ser una de esas fechas que no puede pasar inadvertida, como cualquier otro día del año. Dedícate a leer Cómo pasar un San Valentín inolvidable con tu pareja ¡Tips románticos! y tendrás algunas ideas extra.

Recuerda: Mantener estos hábitos, te remitirá constantemente a pasajes cariñosos o placenteros con tu pareja, y esto redundará en felicidad compartida.

Sin descuidar el sexo

Cómo mantener encendida la llama de la pasión

Uno de los aspectos más importantes en una relación de pareja es, por supuesto, el sexo. Según la etapa de la relación, lo vivirás con tu pareja de manera diferente: no será igual a los 3 meses que a los 10 años o más. Cada período de la vida también es diverso en cuanto a tu sexualidad y a la de tu pareja: no es lo mismo a los 20 años, a los 30, a los 50, o a los 70 y más allá.

Lo más importante no es la frecuencia con que tengas relaciones sexuales con tu pareja, o la duración, todo eso ya te dije, variará con el tiempo. Aquí, lo realmente relevante es que cada experiencia valga la pena y que el deseo no se pierda. El Método del Deseo Magnético te puede dar muchas pistas para despertar intensamente ese deseo de él por ti.

La fidelidad conlleva que siempre hagas el amor con la misma persona, pero no tiene que ser de la misma manera, en el mismo lugar o en la misma posición. Hay muchos factores que pueden variar, y esto es lo que te aconsejo: si se puede variar, que no siempre sea igual.

No esperes que él tome la iniciativa, proponle cosas nuevas según los gustos de ambos. Atrévete a probar y usa tu imaginación, puedes utilizar: aromas, lencería para la ocasión, juguetes, fantasías de ambos. ¡Verás que bien vale la pena! Consulta los artículos Tipos de besos: ¡Conócelos y ponlos en práctica! y Lenguaje corporal femenino: ¿Cómo seducir a un hombre? ¡tendrás ideas nuevas que quizás no hayas probado!

Comunicación

Otro consejo vital para entender cómo ser feliz con tu pareja es la comunicación. Esto es fundamental. Si desde el inicio ocultas cosas, sentimientos, pues vas en caída libre hacia la separación.

No se trata de que lo cuentes o lo digas todo, no, pero no debes callarte las cosas que sientas que, realmente, te afectan. Si hay algo que no te gusta, ¡díselo! Si te pasa algo que solo tú sabes, ¡cuéntaselo! Si no quieres ir a un lugar, ¡no dejes de informárselo!

Si te sientes mal o bien por algo, tienes que hacérselo notar. La comunicación sana en pareja es la base para la felicidad en la relación, es la única manera de que él conozca tus pensamientos y tu mundo interior.

Discutir y dialogar para saber cómo ser feliz con tu pareja

Cómo ser feliz en pareja

Una de las principales causas de divorcio está en que las personas no saben discutir. Si eres de las que son solo gritos y peleas cuando algo te molesta, te aconsejo que prestes mucha atención.

Controlar la ira, la rabia, en momentos de tensión, puede ser la cosa más difícil que tengas que hacer. Pero, ante un problema con tu pareja, de nada sirve que lances insultos y gritos. Hay que aprender a discutir, a dialogar cuando no estén de acuerdo, a plantear tus puntos de vista y también a escuchar los de él.

Si eres de las personas afortunadas que sí saben controlarse en momentos así, pues no te toca tampoco tarea fácil para enseñarle a él la manera correcta de entenderse.

No olvides: la comunicación en pareja no se trata de no pelear, sino de saber cómo hacerlo. Peleas y discusiones siempre van a formar parte de una relación, quien te diga que no, miente; lo importante es saber sacar provecho de ellas sin dañar la felicidad en la pareja.

Paciencia y amor infinitos

Finalmente, pero nunca menos importante, te propongo este consejillo: si quieres de veras saber cómo ser feliz con tu pareja, ten siempre presente ese amor que le tienes y que los une. No olvides las cosas buenas y agradables que te hacen ser feliz con tu chico; no veas solo las malas, aunque estén pasando por un mal momento. Rescata lo positivo sin olvidar lo negativo.

Y mucha paciencia, el camino de una relación de pareja se construye poco a poco y no de un tirón; se hace con el día a día que vas viviendo junto a él.

Así que ya sabes, ¡a poner en práctica todo lo que has leído aquí! Un consejo extra: no olvides consultar de vez en cuando la Calculadora de Interés Amoroso para que sepas cómo van las cosas con tu chico y cuán interesado sigue estando en ti. ¡¡MUCHA SUERTE!!