Comunicación sana en pareja ¡4 consejos efectivos!

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


No hay duda de que tener a la pareja cerca es la experiencia más maravillosa; compartir momentos, pensamientos e ideas hace parte de la magia de una relación. La comunicación sana en pareja es esencial para disfrutar de un vínculo afectivo equilibrado y armónico.

La comunicación efectiva da pie a una comunicación sana y una relación feliz.

Si bien es cierto que ninguna pareja está exenta de tener roces y problemas, existen tácticas para evitar que la relación se deteriore y corra el riesgo de terminar por falta de diálogo y comprensión.

Una comunicación efectiva da pie a una comunicación sana; con esto, sin lugar a dudas, podrás crear el ambiente perfecto con tu persona ideal.

Por suerte, lograr establecer una comunicación sana en pareja es muy fácil. ¡Solo debes tomar atenta nota de los consejos que te comparto, a continuación, y listo! ¡Caminarás en la dirección indicada más rápido de lo que nunca imaginaste!

Habla en el momento: ¡vive en el presente y no reprimas tus sentimientos!

Este consejo se puede dividir en dos partes: habla para solucionar y habla para disfrutar. Ambas comparten el mismo propósito: ¡vivir el presente!

Veamos primero la parte de “habla para solucionar”; como te mencionaba, ninguna pareja se libra de pequeños tropiezos y malentendidos, finalmente hacen parte de la vida. Dialogar sobre dichas dificultades en el momento que suceden, significa aprovechar el presente para resolver.

Muchos de los grandes problemas en las relaciones surgen como si fueran insignificantes, pero terminan por tener el mismo efecto que una bola de nieve rodando; solo se hacen más grandes con el tiempo.

Apuéstale a la comunicación sana en pareja, trabaja los pequeños roces en el momento, verás cómo se fortalece la relación y se convierten en un equipo invencible. Crearán ese bonito ambiente donde piensen: “Juntos podemos con todo”, y este pensamiento, rápidamente, se hará realidad.

Como puedes ver, hablar en el momento ayuda a mantener lo negativo a raya; pero, aprovechar el presente significa también disfrutar al máximo lo positivo.

Expresar lo que significan los logros por más pequeños que sean, apreciar los detalles, mencionar ese bonito pensamiento que tienes sobre la relación, el cual recién acaba de cruzar tu mente, son actitudes que le indicarán a tu hombre que eres la mujer más especial del mundo y que está en la relación de su vida.

Cómo construir una comunicación sana en pareja: ¡deja que tus emociones hablen, no que griten!

¡Habla siempre para construir, nunca para destruir!

Hay ciertos momentos en los que una chispa se despierta y viertes sobre tu pareja buenos sentimientos y las mejores palabras de amor.

En la otra cara de la moneda, es decir, en esas experiencias no tan bonitas, hallamos los malos momentos causados por emociones negativas. El calor de la situación, la frustración o un enojo muy grande, puede llevarte a decir cosas de las cuales te puedes arrepentir luego.

Para prevenir este tipo de situaciones, un simple “tiempo fuera” te ayudará a esclarecer tu  mente y a disolver cualquier arranque emocional que pueda ocasionar más disgustos.

No me refiero a suprimir completamente tus emociones, por el contrario, es importante que tengan un lugar a lo largo de la conversación. Se trata de expresar lo que sientes de la mejor forma posible, recuerda que “no es lo que se diga, sino cómo se diga”; en caso de que no puedas calmarte con facilidad, hacer una pausa y retomar después es la mejor alternativa, ¡seguro aprenderás a construir una comunicación sana en pareja!

Recuerda que las palabras tienen un gran poder. No solo por las emociones que pueden transmitir, sino por las que pueden generar.

¡Habla siempre para construir, nunca para destruir!

Escuchando lo que dice y lo que hace

¿A quién no le gusta sentirse comprendido?

Algo que, usualmente, se olvida en el concepto de “comunicación sana en pareja”, es que no se trata solo de hablar. Saber escuchar es tan importante para una comunicación efectiva como el saber expresarse.

Buscar captar todos los detalles de lo que dice tu pareja y entender su punto de vista, ayudará a que ambos se mantengan en la misma sintonía. Incluso, aunque estén en un gran debate con puntos totalmente diferentes, hacer esto contribuirá a que encuentren un punto medio donde puedan hablar cómoda y alegremente.

Por otro lado, debes tener en cuenta que cada persona tiene una forma diferente de expresar afecto; algunas son muy directas, otras muy románticas, otras muy “frías”. Escuchar a través de sus acciones, te permitirá ver un nuevo panorama de detalles y atenciones que quizá nunca antes habías notado.

Hablar de forma franca y honesta sobre lo que piensa el uno del otro aumentará la confianza, fortalecerá los lazos afectivos y le dará una base más sólida a la relación.

En poco tiempo, verán lo fácil que es aprender a escucharse, adecuadamente, tanto en palabras como en acciones.

Hablando como equipo

La comunicación sana en pareja es esencial para disfrutar de un vínculo afectivo equilibrado y armónico.

Hay una diferencia entre la comunicación efectiva que empleas con tu jefe, con tus amigos o con tu familia, a la que usas con tu pareja.

Si quieren tener una relación funcional, sana y plena, siempre deben concebirse como el mejor de los equipos.

Siguiendo los puntos anteriores, estarán en el estado adecuado para trabajar como camaradas; solo deberán cuidar su vocabulario y buscar soluciones, no culpables.

Es tan simple como cambiar expresiones negativas por positivas; es decir, evitar decir: “Siempre haces esto mal”, “Nunca cuento contigo”, “Tú tienes la culpa porque…”, etc., e intentar hablar de forma más comprensiva y amable: “Sé que puedes hacerlo mejor”, “Me gustaría un poco más de apoyo”, “Dime qué sucedió que no pudiste”.

El primer conjunto de frases tienen la habilidad de lastimar o provocar mayores problemas; por su parte, el segundo grupo de frases busca mejorar las cosas y crear estados de armonía, no de discordia.

Este enfoque les ayudará no solo a trabajar la comunicación sana en pareja sino a crear un ambiente perfecto donde sentirán que juntos pueden comerse el mundo de una mordida.

Una pareja feliz es aquella que nunca pierde la libertad, pero siempre tiene la  posibilidad de compartir cada vivencia, pensamiento, emoción y anécdota de forma positiva, ayudándose mutuamente para crecer como personas, apoyándose en todo momento y haciendo realidad sus sueños juntos.

Todo esto es posible gracias a los efectos que tiene la comunicación efectiva y el diálogo; un par de frases formuladas en el tono y sentido adecuado, pueden hacer la diferencia.

Ahora que conoces lo sencillo que es crear comunicación sana en pareja y tienes todas las herramientas para ser parte de una pareja feliz, ¡ponlas en práctica!