Viajar con tu pareja ¡La mejor opción para fortalecer la relación!

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


El mundo es un gran lugar; hay mucho por conocer, vivir y aprender. Hay muchos caminos, comidas y paisajes diferentes listos para ser descubiertos. Anímate a darle un plus a tu vida y mejorar tu relación sentimental; emprende una aventura al lado de esa persona especial y verás que ¡viajar con tu pareja es la mejor opción!

Te imaginas que tengan la oportunidad de caminar descalzos por una hermosa playa tomados de la mano o acurrucarse en el frío mientras se deleitan observando un hermoso paisaje en las montañas.

¡Hay tantas cosas que podrían compartir juntos!

Viajar con tu pareja es algo que, simplemente, deberías hacer; aparte de que es divertido, trae muchos beneficios a la relación.

Viajar en pareja mejora la relación

Quizá pienses que, debido a sus constantes roces y discusiones, un viaje no sea la mejor idea; ¡pues déjame decirte que estás absolutamente equivocada! ¡Todo lo contrario! Si realmente deseas mejorar las cosas con el hombre que amas, viajar es justamente una excelente solución porque refrescará y afianzará el vínculo que los une.

Hay una gran cantidad de lugares mágicos y novedosos en cada rincón del mundo; seguramente, encontrarán un sitio que se adapte a sus posibilidades, ya sea cerca o lejos. Al viajar, irán adquiriendo la habilidad de hacer único cualquier lugar y sentirse tan cómodos y a gusto como en su propio hogar.

Los viajes son una especie de terapia que les ayudará a mejorar la comunicación, conocerse más a fondo, disminuir las peleas, sentirse más unidos, tener más momentos románticos y revivir la pasión.

A continuación, te explicaré con detalle todos los beneficios de viajar con tu pareja. ¡Una vez te enteres de todas las ventajas, estoy seguro de que querrás empacar maletas inmediatamente!, ya verás que los efectos benéficos pueden percibirse, incluso, antes de que pongan un pie fuera de la casa.

Planeando el viaje

Incluso antes de salir con las maletas y abordar un avión o el medio de transporte que vayan a emplear, planear el viaje es algo que les traerá mucha diversión; el simple hecho de plantearle la idea a tu pareja, puede generar una respuesta alegre y emocionante.

Tener en mente la posibilidad de aventurarse juntos a nuevos lugares, es suficiente para cambiar el ambiente entre ambos; apaciguando cualquier emoción de enojo, disminuyendo la tensión que pueda haber y, sobre todo, aumentando las sonrisas.

La organización y planeación del viaje es una buena forma de practicar la comunicación efectiva, ya que los dos tendrán la misma meta en mente: pasar momentos inolvidables de la mejor forma posible.

Esta estrategia ayuda mucho en parejas que han perdido la capacidad de hablar como confidentes y son incapaces de estar en la misma sintonía. Hablar del viaje les puede ayudar a pulir los problemas de comunicación, esto al poder conversar de un objetivo común que los emociona y desean.

Esta emoción por anticiparse a algo que disfrutarán los dos, les hará sentir la necesidad de hablar, prontamente, para discutir cada detalle sobre los posibles lugares que van a visitar, las actividades que quieren realizar, etc.

De forma natural, la comunicación irá en aumento, conforme vayan progresando los planes, y mejorará notablemente.

Debido a que las charlas sobre viajes, usualmente, requieren un buen tiempo, la sensación de “estar en sintonía” quedará en el ambiente, aun cuando no hablen del viaje. Esto también ayudará a que, casi sin darse cuenta, ambos estén buscando no solo la mejor forma de disfrutar del viaje por cuenta propia sino que estarán pendientes de los gustos y prioridades del otro.

“Quisiera ir a hacer buceo… ¿será que él lo disfrute?”, “seria genial ir a una cabaña… ¿será que a ella le guste el lugar?”

Ese tipo de pensamiento es un gran apoyo para volver a tener una buena actitud de compañerismo y consideración, los cuales importan mucho en una relación; ponerse en los zapatos del otro es vital para la pareja porque aumenta la comprensión y derriba cualquier barrera que pueda impedir planear un viaje armonioso.

Quién diría que con tan solo proponer y planear un viaje, podría comenzar a mejorar la comunicación y la forma de pensar entre los dos.

¡Y esto es solo el comienzo!; veamos como continúa el proceso de viajar con tu pareja para mejorar la relación.

Conociendo más a tu compañero de viaje

Viajar con tu pareja fortalece la comunicación

Mientras van planeando su viaje pueden ir notando cosas novedosas e interesantes sobre los gustos e ideas del otro. El descubrimiento de los detalles nuevos de la pareja es muy divertido y es algo que podrán disfrutar desde que el viaje comienza hasta mucho después de que termine.

Piensa en lo emocionante que es poder encontrar cosas sorprendentes en tu pareja y que él aprenda más de ti; opiniones sobre ciertas costumbres o tradiciones que no conocían, emociones sobre nuevas actividades, etc.

Todo este proceso y experiencias los unirá más que nunca, aprenderán a apreciarse de una forma más profunda y a estar en constante aprendizaje; con esto, pronto podrán ver como los malentendidos, molestias y discusiones comienzan a disminuir.

Viajar con tu pareja es una gran forma de pasar más tiempo con tu hombre y redescubrir el significado de “nosotros”, conociéndose cada día más.

Viajar con tu pareja = ¡Peleas atrás, diversión ahora!

¿ Viajar con tu pareja podría enseñarles a dejar de pelear y disfrutar de los buenos momentos ?

Considera el ambiente en el que están actualmente. Evalúa el cómo viven su día a día y compáralo con los beneficios de viajar que hemos visto hasta ahora.

Es decir, tener la facilidad de comunicarse de manera efectiva ya que ven hacia el mismo objetivo, conocer un poco más de tu pareja mediante las nuevas experiencias y disfrutar las cosas como equipo.

Con esto, crean el ambiente perfecto para aprender y valorar al máximo todo lo que puedan hacer o encontrarse a lo largo del viaje. El camino es de ustedes y tienen la aventura por delante.

Imagínate en un lugar nuevo donde apenas te estás acoplando a otro acento, o inclusive a otro idioma; quizá en un restaurante con un platillo delante de ti que llama la atención a todos tus sentidos, creándote una gran emoción que tú y tu pareja comparten.

¿Crees que justo en ese momento recuerdes el tema por el cual tuvieron su última pelea? ¿O todos esos pequeños defectos que te irritan?

¡Por supuesto que no! Te garantizo que estos pensamientos no se cruzarán por tu mente durante toda la aventura. Lo único que querrás hacer es disfrutar ese momento; más específicamente, disfrutar ese momento con tu pareja.

Una de las maravillas de viajar es que nos permite enfocarnos en el aquí y el ahora. ¡Punto a favor!

Los nuevos estímulos nos incitan a estar pendientes de todo lo que hay a nuestro alrededor, dejando cero espacio para que nuestra mente divague sobre problemas y discusiones pasadas con la pareja o cosas inciertas del futuro.

No hay un ayer por el cual enojarse o del cual arrepentirse. No hay un mañana que nos genere ansiedad por lo que pueda venir. Únicamente está el hoy con todas las oportunidades de convertirlo en el mejor día.

Al terminal el viaje y regresar, tendrán ese bonito recuerdo de disfrutar los momentos sin peleas, discusiones o enojos. El hecho de que pudieran vivir tan gratas experiencias, hará que las busquen juntos otra vez.

Superando obstáculos juntos

Viajar con tu pareja pone a prueba sus habilidades para superar obstáculos juntos.

La unión hace la fuerza; una pareja unida es una pareja imparable, que puede trabajar felizmente para lograr todo lo que desea, desde disfrutar un viaje hasta hacer frente a cualquier reto que la vida le ponga delante.

Dicha unidad no solo se logra conociéndose mejor, como hemos visto antes; superar dificultades y pasar por esos momentos difíciles juntos, ayuda bastante. Y no hay mejor forma de poner en práctica esas habilidades de trabajo en equipo que en un viaje.

Poder salir adelante y sacar el mayor provecho a su aventura, a pesar de cualquier contratiempo, les hará sentir como si hubieran ganado medallas.

El bote para cruzar la isla que planeaban visitar ha salido antes; no hay señal para usar el GPS y las personas locales no hablan su mismo idioma.

Todo viaje tiene esos momentos en los nos preguntamos: “¿Y ahora qué hacemos?”. Justamente, son esos momentos los que pueden traerles más diversión y despertar su creatividad para encontrar soluciones.

La próxima vez que tengan que lidiar con un problema de pareja, recordarán esos obstáculos superados en el viaje y pensarán: “Si pudimos con eso, fácilmente podemos con esto”.

Con estas formas de crear la sensación de unidad, estarán más cerca de satisfacer una necesidad muy importante: la de pertenecer.

A lo largo de nuestra vida, el sentido de pertenencia es algo que se marca en nuestras acciones: pertenecer a una familia, pertenecer a un grupo de amigos, pertenecer a la sociedad. Nos sentimos mejor al describir el departamento en el que trabajamos en una empresa como “mi equipo”.

La unión con tu pareja es algo que fortalecerá el sentido de pertenencia entre ambos. Una sensación de que los dos pertenecen a algo más grande e importante que cualquier problema que pueda aparecer en su camino.

Con esto en mente se convertirán en una pareja fuerte e imparable. La seguridad y la confianza de que pueden enfrentar todo juntos, es quizá uno de los mejores resultados de un viaje.

Y, en la mayoría de los casos, una pareja imparable es una pareja inseparable.

Nuevo ambiente, más romance

La rutina no es, precisamente, lo que mata el romance; pero, ciertamente, es algo que ayuda. Los mismos lugares, las mismas acciones, los mismos hábitos, etc.; todo esto nos hace, poco a poco, indiferentes y nos olvidamos de los pequeños detalles y el romanticismo.

Todos esos momentos comienzan a verse tan parecidos que no hay manera de distinguirlos ni aprovecharlos. Pensar bien en cómo detectar y aprovechar dichos instantes, es la clave para mantener la rutina alejada de la relación.

Con lo anteriormente descrito, seguro ya tendrás la idea de cómo un viaje puede ayudar a traer el romance de vuelta.

Lo que te rodea puede influenciar mucho en lo que piensas; por este motivo, en otros lugares, al percibir hermosos paisajes, es más fácil pensar en cosas positivas. Un lugar romántico despierta de forma natural pensamientos románticos; solo queda dejarse llevar y disfrutar.

Nuevos ambientes llaman a nuevas acciones; usualmente el romance está muy cerca en los viajes. ¡Es un hecho, viajar con tu pareja, aviva el romanticismo!

La creatividad es el ingrediente secreto del romance. Hay cosas que pueden considerarse muy románticas y que se pueden lograr con tan solo un pequeño detalle o unas cuantas palabras. Saber jugar con lo que tenemos alrededor es esencial.

¡Estar en un nuevo lugar es algo que, por naturaleza, despierta la creatividad!

Al poder tener un tiempo que sea exclusivamente para los dos, donde disfruten el momento estando cerca, aumenta la posibilidad de crear momentos románticos que podrán recordar durante mucho tiempo tras el viaje.

Algunos lugares turísticos tienen ese objetivo; diseñan estancias cuyo ambiente es innatamente romántico; desde músicos que dan serenatas en las cenas, hasta personas que ofrecen paisajes perfectos para parejas como bellas playas y hermosos jardines.

Inclusive, algunas agencias de viaje se especializan en viajes exclusivamente para parejas. Todo el romance y las actividades que los mantengan divirtiéndose unidos, estarán incluidos.

Si el romance es algo que ha tenido cierta dificultad en tu relación y ninguno de los dos ha encontrado una buena forma de traerlo de vuelta, en un viaje no hay nada de qué preocuparse, ¡el romance los encontrará!

Viajando con pasión

Viajar en pareja estimula el romanticismo

¿Las caricias y el deseo se han desvanecido en tu relación? Es probable que ya no sientas esas ganas de lanzarte sobre tu pareja o que tu pareja ya no te dirija esas miradas con las que sabes instantáneamente que quiere comerte a besos.

Muchas actividades, incluso aquellas que requieren un esfuerzo físico, los incitarán a estar juntos, sentirse animados y con mucha energía. Así es que si la falta de energía era lo que no les permitía intentar hacer florecer la pasión, verán como esta reaparece.

Si a todo lo anterior, le añadimos comida afrodisiaca, encontrarán el ambiente adecuado para despertar y aumentar el deseo entre los dos. ¡Ayúdate con las mejores técnicas de seducción del Método del Deseo Magnético, ve a la fija y hazlo estallar de placer!

En muchas ocasiones lo que va desvaneciendo ese deseo es la conocida y detestada monotonía; hacer siempre lo mismo, de la misma forma y en el mismo lugar. Pero, si uno de esos elementos cambia, como el lugar por ejemplo, se despierta un nuevo interés.

Ver a tu pareja en traje de baño con el sol detrás o estar abrazados cerca viendo las estrellas, quizá sea suficiente para despertar el interés de nuevo y disfrutar, plenamente, en la intimidad.

Viajar con tu pareja, es una opción muy acertada para lograr traer la pasión de vuelta, encontrando nuevas formas de apreciar los momentos especiales.

El momento de viajar con tu pareja es ahora

Ahora que conoces todos los beneficios de viajar con tu pareja ¿Qué están esperando?

No es necesario un viaje por el mundo en ochenta días; un viaje corto bastará, no importa el tiempo ni la distancia, la idea es que disfruten la experiencia que les ayudará a mejorar su relación.

Viaja con tu pareja y aleja la monotonía de la relación

Un hotel de lujo con vista al mar o una tienda de acampar en el campo bajo una noche estrellada; ¡cualquier lugar será mágico en compañía del amor de tu vida!

Hay todo un mundo por explorar. Así viajen a otra ciudad, otra región u otro país; ¡toma la mano de tu pareja y diríjanse a una nueva aventura!

¡Verán florecer su relación en todos los paisajes!