Una buena relación: Lo que los psicólogos de pareja revelan

Todos desean saber la clave de una buena relación. La psicología se ha dedicado a estudiar las cualidades en las parejas que les ayudan a tener relaciones plenas y saludables; muchos terapeutas de pareja, con una amplia experiencia, han comprimido ese conocimiento en una serie de puntos importantes para tomar en cuenta.

Algunos de dichos puntos parecen muy conocidos, pero saber cómo ponerlos en práctica es clave. Y es allí donde la experiencia de estos psicólogos de pareja te será muy útil.

Así que, si deseas conocer más sobre lo que los expertos ven en una buena relación, ¡sigue leyendo!

Practicando la comunicación

buena

Muchos terapeutas de pareja, dedican una buena parte del tiempo a trabajar en la dinámica de comunicación en una relación; cuando la comunicación mejora, es más fácil trabajar en los problemas y estos se van resolviendo.

Sin embargo, el elemento más importante es que cada persona se dedique a trabajar en ello.

Aprender habilidades de comunicación efectiva no tiene mucho sentido si no se ponen en práctica.

Saber usar esas habilidades cuando los momentos sean tensos, cuando las emociones sean fuertes, cuando se está cansado o fastidiado, es lo más importante. La idea es practicarlas, no solo con la pareja, para que se vuelva algo natural.

De lo contrario, se convertirán en viejos patrones de comportamiento negativos y formas de hablar que solo crean barreras.

Algo que ayuda mucho para poner en práctica la buena comunicación es el siguiente punto…

Estar disponible

Estar disponible es algo más que estar físicamente allí junto a tu pareja. Y, definitivamente, no es verse obligado a estar siempre pendiente, respondiendo los mensajes al instante. Significa también ser flexible, sensible y responsivo. Mostrar una buena actitud de escucha al conversar con tu pareja, pensar en el impacto que tus acciones y palabras tendrán.

Es indispensable que cuides tu asertividad al responder, mostrándote siempre con actitud comprensiva hacia tu pareja. Quizá pienses que intentar hacer esto es muy difícil, pero más adelante hablaré de cómo lograrlo.

En una buena relación hay gratitud

Cuando demostramos un auténtico aprecio mutuo, los pequeños detalles adquieres mucho valor. Esto crea naturalmente un ambiente de pertenencia. Ambas partes están más dispuestas a trabajar como equipo al sentirse en el mismo equipo.

Las acciones de gratitud debes ponerlas en práctica todos los días. Desde un “Gracias por ayudarme con los preparativos de la fiesta…”, “Gracias por cuidarme ahora que estoy enferma”, hasta un simple “Aprecio tanto que estés aquí conmigo”.

Resolviendo los conflictos

Buena relación resolviendo problemas como equipo

Se tiene la idea de que una pareja feliz es aquella que jamás discute y erradica cualquier problema.

¡Esa idea es totalmente falsa! Dado que cada persona tiene características, expectativas y valores diferentes, los conflictos en pareja son algo que sucede. Evadir los problemas es enterrarlos, creando una base inestable que, tarde que temprano, se demoronará.

Quizá te sorprendas de parejas que parecían muy felices y rompen de forma espontánea. Esto, es el resultado de emociones negativas guardadas y fricción por conflictos que nunca  enfrentaron.

Resolver los conflictos de forma rápida y constructiva evitará justamente eso; además, les ayudará a trabajar en reparar las cosas durante y después de los conflictos.

Algo tan sencillo como tomar una pausa en la discusión y decir: “Me siento algo a la defensiva en este momento… ¿Podrías explicarme, de nuevo, esa última parte de otra forma?” Así, avanzarán juntos de buena forma.

También es importante que cada parte tome nota de sus errores; entendiendo y reconociendo como cada uno lastimó al otro.

Al comprender los sentimientos de la pareja evitarás aferrarte a sentimientos negativos.

Respetando la individualidad

Trabajar como equipo es algo que da a pie a una buena relación de pareja. Pero hay que tomar en cuenta que en ese equipo deben ser dos, no uno solo. Y eso también significa no intentar ser uno solo.

Recuerda que tu pareja tiene su propia vida, experiencias, ideas y creencias. Respetar y apreciar la individualidad de tu pareja te permitirá entender esos límites e intimidad.

Demasiada cercanía puede opacar y ahogar aquello que hace a tu pareja única. Demasiada lejanía ocasionará que sean  solo conocidos con el título de pareja.

Encontrar el equilibrio se va aprendiendo en el curso de la relación.

Siempre hay diferencias, pero estas no tienen por qué ser algo negativo; son oportunidades para crecer y aprender.

Una buena relación es aquella que conocen

Buena relación conociendose en pareja

¿Por qué su relación es especial? ¿Qué significa para ustedes ser pareja?

Entre más conozcan su relación, entre más conozcas a tu pareja, mayor será su capacidad de disfrutarla y hacerla florecer.

Hacerlo es tan sencillo como leer los siguientes puntos:

  • Dejando de lado las expectativas irreales y presiones sociales de cómo debe ser una pareja (siempre en las nubes, siempre sexo increíble, siempre hacer todo juntos), y enfocándose en vivir la relación como algo propio, podrán apreciarla y disfrutarla al máximo.
  • Esto también significa no comparar la relación propia con la de otras personas.
  • Aprender cómo ser una pareja, sin importar el tiempo que lleven juntos.

Conocer estos aspectos, los favorecerá para vivir de forma plena su relación.

Esto los mantendrá siempre redescubriéndose y, muy posiblemente, reenamorándose.

Lo que los psicólogos revelan de una buena relación

Todos los puntos que has visto aquí, han sido recopilados de la amplia experiencia de terapeutas de pareja; dedicados a mejorar relaciones y a recopilar aquellas características que hacen de una relación una buena relación.

Sea que ya estés en una relación o planees buscar pareja, consulta el Método del Deseo Magnético para que descubrás las mejores técnicas de seducción y despiertes una tempestad de deseo en la mente de cualquier hombre.