Coaching y terapia de pareja: ¡La carrera del ahora! [2019]

Trabajar con parejas es una grata experiencia. Ayudar a dos personas con sus dificultades para lograr la relación que desean, es un trabajo maravilloso que aquellos que estamos dedicados al coaching y terapia de pareja disfrutamos.

Al pensar en un coach o psicólogo de pareja, se hace referencia simplemente a “alguien que escucha o sabe dar buenos consejos”.

Pero estas profesiones van mucho más allá de esos simples conceptos. Supera esa simple creencia de forma muy interesante.

Si te estás preguntando cómo es realemente esta profesión, qué hace un psicólogo/coach de pareja, cómo se prepara para ayudar en una relación y cómo trabaja, ¡este artículo es para ti!

Conoce más sobre cómo tener una buena relación.

¿Qué hace un terapeuta de pareja?

Los coaches y terapeutas de pareja usan sus conocimientos y capacitación para mejorar las diversas áreas de una relación que se han visto afectadas y fortalecer aquellas áreas que están “bien”.

Así sabrás Cómo tener una buena relación.

Todo esto, recabando datos importantes sobre la pareja, orientando y enseñando nuevos hábitos, habilidades y formas de pensar que puedan ser usados para mejorar la situación.

Mitos y verdades:

Muchas veces una parte de la pareja, usualmente la masculina, suele pensar que asistir a un coach o terapeuta de pareja es, simplemente, pagar por escuchar cómo le culpan de todo.

Nada más lejos de la realidad. Jamás se culpa a nadie, ni se juzga, ni se está de parte de nadie.

No solo porque no es una forma ética de trabajar, sino porque ese no es nuestro trabajo. Servimos como orientadores e intermediarios con una preparación para ayudar de la forma correcta.

También se piensa que se asiste a terapia o coaching solo para hablar. ¡Eso es todo un mito!

Claro que es necesario que la pareja exprese todo aquello que sea pertinente para trabajar en el problema que presentan, pero ese espacio no es simplemente para “descargarlo” todo.

Dicho espacio también es para aprender y poner en práctica las estrategias necesarias para hacer frente a los conflictos que existen.

Es decir:

Es un proceso activo, no pasivo y la participación de cada parte es clave para lograr las metas que la pareja propone.

Así que la creencia de que se puede ser terapeuta solo por el hecho de ser “bueno escuchando”, se queda corta con el verdadero trabajo que significa.

Otra creencia es que los profesionales en coaching y terapia de pareja están encargados de salvar la relación.

Como veremos más adelante, también entra el papel de intermediario: la finalidad es lograr objetivos que beneficien a ambas partes.

Cuidar el bienestar de los clientes es prioridad, así como motivarlos y darles las herramientas para lograr las metas propuestas.

Coaching y terapia de pareja; la preparación

Coaching y terapia de pareja: Preparación y capacitación

Claro está, para hacer uso de todas las herramientas como coach o terapeuta, es necesario aprenderlas primero.

Estar capacitado para esta labor es muy importante; es la garantía para las parejas de que están recibiendo un servicio profesional y de calidad.

Al estudiar la carrera de psicología:

Se pueden ver muchas temáticas como psicología infantil, laboral, familiar, clínica, etc.

Una de las áreas que también se abarca es la de psicología de pareja y sexualidad.

Finalizando la carrera, el psicólogo tendrá conocimientos generales para adaptarse al área que desee, incluyendo la atención a parejas.

Sin embargo, así como terminar medicina no te hace cardiólogo, se requiere una especialización en psicología de pareja, a través de cursos, diplomados y maestrías, para desempeñarse en el cargo.

Esto es lo que lleva al profesional a pasar de ser un “psicólogo general” a un psicólogo de parejas.

De igual forma:

La capacitación externa sin licenciatura en psicología o con una rama de estudios diferentes, da una preparación adecuada para dedicarse al coaching de pareja.

Cada camino es diferente y puede tomar mucho tiempo de preparación, pero todo vale la pena al permitir que los resultados en las parejas hablen del buen trabajo hecho.

Esta capacitación permite al psicólogo y coach de pareja adaptarse rápidamente a las necesidades de la pareja que atiende, aplicar las técnicas necesarias de forma eficiente y flexible.

Las relaciones de pareja tienen tantos aspectos, que como profesional de coaching y terapia de pareja se puede buscar un nicho muy específico con la capacitación adecuada.

Coaching y terapia de pareja: Trabajando en pareja

La forma en la que se trabaja con la pareja depende de cada caso particular.

Hay mucha diferencia en cómo es dar coaching o terapia a una sola persona y cómo se orientan las metas de trabajo.

Las características principales de trabajar con parejas es:

  • Las metas con las que se trabajen deben estar acordadas por ambos.
  • La forma de trabajo es individual y en conjunto; cada parte debe trabajar en metas personales para poder mejorar la dinámica en pareja así como en equipo en la relación.
  • Cada caso requerirá de una combinación de métodos y corrientes únicas que debe adaptarse a cada parte, así como a la relación entera.

Con estas pautas, el profesional en coaching y terapia de pareja puede desarrollar una estrategia única para ayudarle a sus clientes a hacer frente a los problemas que desean trabajar de la forma más eficiente.

Los aspectos que más se manejan en el coaching y terapia de pareja son:

Psicoeducación:

La psicoeducación ayuda de manera significativa en estas tres simples formas:

  • La información trae control de vuelta a las personas; saber sobre el proceso que están pasando da validez a su vivencia.
  • Saber la evolución que se logrará con el tiempo, permite que las personas se preparen de la mejor forma para hacer frente a los posibles retos que se presenten.
  • De la misma forma, esa información le permite a la persona reconocer los triunfos que indiquen un avance.

Si bien la psicoeducación usualmente se asocia más con salud mental, también hay aspectos psicológicos muy importantes que suceden en pareja, en los cuales esa información es muy útil para los clientes.

Conoce más de este tema en psic-ipl.tk

Habilidades:

La pareja va a recibir ayuda con el fin de resolver una problemática, para que algo cambie en su relación a mejor, las acciones deben cambiar.

El profesional en coaching y terapia de pareja ayuda en este proceso, enseñando una serie de habilidades que les permita cambiar sus acciones y creando una estrategia para mejorar su caso, trabajando por etapas y con objetivos específicos.

Estas pueden ser habilidades de comunicación, manejo de estrés, enfrentamiento y solución de problemas, cambios en conductas, ideas y/o creencias, etc.

Intermediación:

Al crear un ambiente adecuado para que la pareja hable y escuche, ambas partes se sentirán seguras de no ser juzgadas, así como motivadas a mejorar.

Es entonces cuando hay una mayor probabilidad de que las cosas realmente se solucionen.

Pero con los conflictos en la relación, dicho ambiente no se logra tan fácilmente.

El profesional en coaching y terapia de pareja crea esa atmósfera al servir como intermediario al momento de trabajar con la pareja, ayudando poco a poco a que ellos creen el ambiente propicio para sí mismos por cuenta propia.

Si necesitas saber cómo tener una buena comunicación en pareja, lee este artículo de caracteristicas.co

Coaching y terapia de pareja; como trabajan los profesionales

Coaching y terapia de pareja: Problemas comunes

Algunas situaciones son comunes de encontrar al trabajar con parejas.

Esto no significa que se pueda proceder de forma idéntica en casos parecidos; sin embargo, se pueden adaptar ciertas metodologías altamente efectivas en ese tipo de problemas.

El tipo de problemáticas más comunes al trabajar en parejas son:

  • Distanciamiento emocional:
    Cuando la pareja describe “haber perdido la chispa”. Una o ambas partes generan distancia, sea de forma consciente o inconsciente: menos muestras de afecto tanto verbales como físicas, menor tiempo de calidad, evasión de la persona, etc.
  • Discusiones constantes:
    Detonación casi continúa de peleas, usualmente, “a la menor provocación”. Las discusiones constantes crean un ambiente de división, eventualmente fatigando a las personas y desvaneciendo el concepto de “nosotros” en la pareja. Conoce los pasos para reconciliarse tras una pelea.
  • Problemas en el ámbito sexual:
    La forma en como una pareja disfruta su intimidad es algo muy importante; si alguna de las dos partes no se siente cómoda en algún aspecto, esto puede causar una preocupación o frustración que termine creando fricción entre ambas partes. La pérdida del deseo desajusta la convivencia sexual por factores externos como exceso de trabajo, o diferencias significativas en las preferencias personales a la hora de disfrutar el sexo. En ocasiones, estos problemas pueden derivarse de un ámbito clínico. Ante casos como estos, la labor del terapeuta o coach de pareja es el de auxiliar en el tratamiento médico, haciéndose cargo de la parte emocional, motivacional y conductual de la recuperación.
  • Otros problemas en la dinámica de pareja:
    Algunos de esos conflictos comunes van transformándose con el tiempo. Los roles de género han cambiado de forma beneficiosa, pero dichos cambios significan adaptación, la cual es difícil para algunas personas. De la misma forma, otros aspectos que no parecían importantes en una relación hace unos años, ahora lo son. Un ejemplo claro de ello es el uso de las redes sociales y el impacto que tiene en la pareja. El profesional en coaching y terapia de pareja debe estar preparado para enfrentarse a todos los problemas que puedan presentarse en pareja.

Muchas de estas problemáticas consiguen que la pareja se estanque, evitando el crecimiento y desarrollo personal de cada parte, eventualmente llevando la relación a su fin.

Al momento de orientar a la pareja, no solo se debe tener en cuenta lo más beneficioso para la relación, sino también tener una estrategia que beneficie a ambos de forma personal.

Coaching y terapia de pareja: trabajando en linea

Demanda laboral del coaching y terapia de pareja

La diferencia entre la terapia individual y la terapia de pareja, como el coaching individual y el de pareja, es en definitiva la parte más interesante.

Comenzando con la psicología de parejas:

En muchos lugares el concepto de ir al psicólogo por cuestiones personales es algo no muy bien visto.

Ciertos estigmas, creencias e ideas detienen a una persona de buscar ayuda para sí misma.

Curiosamente, cuando se trata de buscar ayuda por la relación, las personas no dudan en hacer todo lo posible por mejorar las cosas con su pareja.

Precisamente por eso:

Hay una mayor apertura en cómo la pareja acepta ayuda, cómo se esfuerza y se dedica por trabajar con el terapeuta o coach.

Gracias a eso, la demanda de clientes para quienes se dedican al coaching y terapia de pareja es mayor.

Los buenos resultados con un psicólogo individual pueden motivar a un cliente a recomendarlo, pero los estigmas ya mencionados pueden ocasionar que se prefiera no hablar de ello.

Con las parejas, las recomendaciones por los buenos resultados se extienden más fácilmente con esa mayor apertura.

Campo laboral:

El campo laboral del terapeuta y coach de pareja es amplio; tanto en instituciones como de forma particular.

Muchas iglesias prestan este tipo de servicios a sus concurrentes al acercarse por consejos o previamente al matrimonio, como un requisito.

Los centros de asistencia familiar y social también pueden ofrecer este tipo de servicios como una buena implementación a sus programas de ayuda.

De forma particular, la práctica privada permite que el profesional elija todas las formas en las que puede conseguir clientes.

¿Cómo se atiende?:

Atender de forma presencial en su oficina/consultorio es la forma más común.

El trabajo en línea abre un mundo de posibilidades, en los medios, para atender a los clientes por correo, chat directo, llamada, videoconferencia, etc.

No obstante, como hemos mencionado anteriormente, al tener la preparación adecuada y la experiencia que los clientes necesitan, podemos ofrecerles recursos de gran utilidad.

Como autor, se posee la libertad de distribuir ese contenido, aprovechando las herramientas tecnológicas del mundo moderno.

Coaching y terapia de pareja ¡La profesión del ahora!

Toda profesión cuyo centro de trabajo y atención son las personas, ofrece las experiencias más enriquecedoras e interesantes.

Ser un coach o terapeuta de pareja es un trabajo con muchos componentes, todos fascinantes, y una apertura laboral excelente.

Las dinámicas en las relaciones amorosas siguen cambiando, lo cual significa que muchas parejas buscan orientación para adaptarse de forma presencial o en línea, con un coach o un psicólogo.

Pin It on Pinterest

Share This