Lo que debes y no debes hacer en San Valentín ¡La mejor guía!

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


Si bien es cierto que el 14 de febrero, ese idílico día en que todos aquellos que han sido flechados por Cupido celebran el amor y se sienten más enamorados que nunca, es una fecha mágica, especial y casi perfecta, no se puede olvidar que, en nuestro esfuerzo por querer hacer sentir bien al ser amado y llenarlo de detalles, cometemos errores que nos podrían hacer pasar un mal rato o arruinar la relación. ¿Qué es lo que debes y no debes hacer en San Valentín?

Sigue leyendo y descubre una completa guía para que salgas bien librada el día de los enamorados y logres atraerlo más a ti.

Lo que debes hacer en San Valentín

Hay detalles que no se olvidan: un beso, un abrazo, una palabra bonita o una caricia

Hay detalles que no se olvidan: un beso, un abrazo, una palabra bonita o una caricia y, cuando de San Valentín se trata, los mejores regalos son aquellos que no tienen precio; lo más importante es que le recuerdes a tu pareja que es la única persona en el mundo que te hace sentir completa y con la que quisieras seguir disfrutando del amor.

No hace falta un gran presupuesto ni obsequios demasiado costosos para celebrar el día de los enamorados, solo mucha creatividad y las mejores intenciones para divertirse, recordar que sí vale la pena enamorarse y que todo es mejor cuando se comparte en pareja.

¡Échale un vistazo a las cosas que no debes perder de vista el próximo 14 de febrero y conviértete en la mujer que tu chico siempre soñó!

No olvides el día de San Valentín

A pesar de que el amor debe demostrarse todos los días del año, olvidar una fecha tan importante como lo es San Valentín para los enamorados, deja mucho que pensar, más aún cuando tu hombre es absolutamente romántico y la tiene presente.

Hay miles de ideas para enamorarlo y reafirmar tus sentimientos; intenta no pasar por alto este día y él te lo sabrá recompensar. Un mensaje de texto, una llamada, una carta, una cena preparada por ti, un delicioso desayuno, una manualidad, un masaje especial, un viaje inesperado, etc., son algunas alternativas que seguro lo harán muy feliz.

Lo que debes y no debes hacer en San Valentín: Planea, no improvises

Piensa en los gustos y preferencias de tu chico, ¿prefiere los restaurantes o las cenas íntimas, es aventurero o tradicional, cuál es su comida favorita? La idea es que pasen un rato agradable y, si es posible, inolvidable.

En ocasiones, este tipo de fechas se planean en pareja, lo cual es ideal para afianzar el vínculo afectivo y la comunicación; sin embargo, las sorpresas nunca dejarán de ser mucho mejores, eso sí, ¡no improvises, planea!, así tu pareja sentirá que ocupa un lugar muy especial en tu vida.

Continúa la lectura y toma nota sobre lo que debes y no debes hacer en San Valentín.

Hazlo tú misma

Es muy agradable recibir un regalo de la persona que nos quita el sueño, pero es mejor cuando ese ser especial se toma el trabajo de elaborar, con sus propias manos, el detalle que desea obsequiarnos. Hay cosas que no se pueden comprar y esas son las que poseen mayor valor.

Procura, en este San Valentín, impresionarlo con algo que no se espere. Quizá esté acostumbrado a los chocolates, los peluches y los corazones; ¡sé auténtica, ingéniatelas y hazlo sentir afortunado de tener al lado a una chica tan valiosa como tú! Solo hace falta que pongas a volar tu imaginación y actives tu creatividad.

En caso de que no se te ocurra nada, ¡no te preocupes!, te invito a inspirarte con las opciones que te comparto en el artículo “Regalos para San Valentín”.

Piensa en lo que le gustaría recibir a él, no en tus gustos femeninos

¿Has pensado en qué le gustaría recibir a tu hombre en el día de los enamorados? Recuerda que los hombres y las mujeres piensan muy diferente; trata de comprender cómo funciona la mente masculina y deja de lado tus gustos femeninos.

¿Estás dispuesta a descubrir qué es lo que realmente desea tu pareja en un 14 de febrero y cuál es el presente perfecto para cualquier hombre? ¿Será un beso, una cena, un masaje, una noche de pasión? Consulta el Método del Deseo Magnético y entérate de los más eficaces consejos para despertar una tempestad de deseo en su mente tanto en el día del amor como todos los días del año.

 Luce sexy y hermosa

¡Aprovecha y complácelo el día del amor!

Todo entra por los ojos; revoluciona su mente con toda tu sensualidad. Emplea todas tus armas de conquista y déjalo con la boca abierta. San Valentín es la fecha perfecta para sacarle más de un suspiro, lucir sexy y hermosa, como a él le encanta verte. ¡Ojea las siguientes ideas y tenlas presente para impactarlo!:

  • Viste prendas sensuales pero, a la vez, sutiles: deja algo a su imaginación y estimula sus sentidos al máximo, ¡haz que te desee con locura y que se sienta afortunado de tener al lado a la mujer más bella y maravillosa del mundo!
  • Cabello suelto: los hombres aman que las chicas lleven el cabello suelto; si no sueles hacerlo, ¡es tu oportunidad este día de los enamorados! Procura que tu bonita melena se vea saludable, brillante y sedosa.
  • Maquillaje: si vas a maquillarte, evita excederte; recuerda que los chicos prefieren los rostros naturales, sin demasiados adornos. Este detalle les indica que eres una persona segura de sí misma, que no necesita recurrir a cubrir sus pequeños “defectos” para resaltar su belleza. Enfócate en tus labios, hidrátalos y aplícales un poco de brillo labial para que no pueda resistir las ganas de besarte.
  • Lencería de ataque: la ropa interior es tan importante como la exterior, más aún cuando sabes que tu día de San Valentín va a terminar en una noche de pasión. No importa el tipo de cuerpo que tengas, lo más relevante es que él te verá como la mujer más atractiva del planeta y, por medio de este incentivo, se fortalecerá mucho la relación.

Complácelo en el día del amor

Todos tenemos fantasías y que mejor momento para cumplirlas que San Valentín. ¿Tu pareja te ha mencionado alguno de sus secretos deseos? ¡Aprovecha y complácelo el día del amor! No solo él resultará beneficiado, ambos disfrutarán de una celebración inolvidable.

¿Te aventuras a hacerle sus sueños realidad, a salir un poco de la rutina y transformarte en la más sensual de todas? ¡Piénsalo, las posibilidades son infinitas!

Fusiona lo tradicional con la novedad

Existen chicos tanto tradicionales como vanguardistas cuando de cuestiones amorosas se trata. A unos les agrada la novedad, las sorpresas y las chicas atrevidas; otros, por su parte, prefieren las celebraciones clásicas, las cenas románticas, los chocolates, etc. En estos casos, lo mejor es apostarle al equilibrio y fusionar lo tradicional con la novedad.

Tú más que nadie sabe cuáles son las preferencias de tu chico; tenlas en cuenta, ya que tu intención es que ambos pasen un buen rato en un día tan especial, creado exclusivamente para los enamorados.

Por ejemplo, si disfruta de la buena comida y su gusto es exquisito, en vez de reservar en un restaurante lujoso, podrías adaptar tu casa de manera especial. No olvides buscar la receta de su plato favorito, aprender a prepararla y darle la sorpresa a tu amado hombre.

Si necesitas alternativas para decorar y ambientar el espacio con un toque romántico, échale un vistazo al artículo “Ideas románticas para San Valentín”, ¡seguro te será de gran ayuda!

Lo que no debes hacer en San Valentín

Estoy convencido de que deseas que tu pareja recuerde el día de San Valentín como uno de los mejores de su vida. Pues bien, para lograrlo, no solo debes tener claro qué regalarle sino que actitudes evitar para no caer en errores que podrían arriesgar el bienestar de la relación.

¡Entérate de lo que no debes hacer en esta fecha y conviértete en la novia más fabulosa y en la pareja perfecta!

Hacer planes con personas diferentes a tu pareja

Uno de los errores más grandes que podrías cometer el 14 de febrero es hacer planes con amigos, familiares  o compañeros de trabajo, ¡para eso están los demás días del año!

¡Enfócate en tu pareja y hazla feliz! Intenta compartir actividades con tu chico que ambos disfruten, planea el día; no olvides que el ambiente debe ser tanto romántico como divertido.

Un San Valentín exitoso depende de ti, es una excelente oportunidad para afianzar los lazos del amor; sin embargo, recuerda que todos los días del año son ideales para cuidar y disfrutar del amor.

Deja de lado todas las distracciones, incluyendo el celular, y dedica toda tu atención a esa persona especial.

Basar el día en un simple regalo

Si bien los regalos son una pequeña muestra de amor, en San Valentín los obsequios son secundarios. No pienses, por ningún motivo, que los objetos materiales pueden reemplazar un gesto de cariño.

Pon a volar tu imaginación y sorprende a tu hombre con tu creatividad, no todo depende de la suma que tengas en tu tarjeta de crédito, son mucho más valiosas las buenas ideas.

Piensa en todo aquello que le gustaría tener a él en el día del amor, no pierdas de vista su comida y bebida preferidas, su música favorita y todo aquello que podrías utilizar a tu favor para impactar su mente y estimular sus sentidos.

Obsequiar cursilerías

¿Has pensado en qué le gustaría recibir a tu hombre en el día de los enamorados?

En  caso de que tengas pensado tener un detalle con tu pareja, sé ingeniosa y no acudas siempre a lo mismo: peluches, chocolates, etc. Caer en las redes  de la cursilería es muy fácil, pero también es bastante arriesgado. ¡Tan solo imagina la reacción de tu chico, no optes por la opción más común si tu amor es especial!

No te empeñes en comprar más “antirregalos”, ¡apuéstale a los regalos originales y demuéstrale que te preocupa hacerle feliz!

Convertir San Valentín en un día normal

Si no se te ocurre qué hacer el día del amor, pero tu intención no es pasarlo por alto, ¡piensa bien en la mejor alternativa para no convertirlo en un día normal! La idea es que realicen actividades diferentes a las que harían cualquier día de la semana.

No es necesario gastar mucho dinero, lo más importante es que hagan algo divertido juntos y celebren el amor. Disfrutar en pareja es la mejor forma de conservar el equilibrio y no dejar caer la relación en la monotonía.

San Valentín solo es una vez al año, por tanto no peques por tu falta de compromiso con dicha fecha y con tu chico; por el contrario, aprovecha y demuéstrale cuánto lo quieres y valoras.

Esperar que sea él quien tome la iniciativa

En pleno siglo XXI, esperar a que sea él quien tome la iniciativa es un error; ¡modernízate, da el primer paso y organiza un 14 de febrero al mejor estilo! Ya tú sabrás cómo complacerlo y hacerlo derretir de amor.

Esta vez, planea minuciosamente dicha fecha y enfócate en pasarla bien al lado de tu ser amado; ¡te verá como la chica de sus sueños y te compensará tarde que temprano!

El día de los enamorados se renueva la ilusión y se enciende la llama de la pasión; ¡no dejes de celebrarlo, más aún si sientes que estás con el hombre de tu vida!

Ahora que sabes lo que debes y no debes hacer en San Valentín, ¿ya has pensado cómo celebrarlo para que sea único e inolvidable?