Poemas para enamorar a un hombre en el 2019: Gran selección

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


Si eres de las chicas que prefieren conquistar corazones con la magia de la poesía, ¡este artículo es para ti! Aquí voy a dejarte una excelente selección de poemas para enamorar que dejarán a ese chico suspirando de amor.

Sigue leyendo y busca el mejor momento y la ocasión perfecta para regalar estos hermosos versos. Si quieres ser aún más eficaz en tu conquista, revisa las técnicas detalladas y fáciles de usar de nuestro Método del Deseo Magnético que te serán de mucha ayuda.

Recuerda que si el poema está escrito por un hombre casi siempre puedes cambiar alguna que otra palabra y ponerla en femenino para que se ajuste a ti, que eres mujer, o regalarlo así tal cual el original, porque en la poesía lo que cuenta es el mensaje trascendental de amor que quieres trasmitir.

poemas para enamorar

Poemas para enamorar cortos

Si prefieres pocas palabras que condensen y resuman todo lo que sientes, ¡aquí te dejo estos poemas para enamorar cortos!

Puedes elegir los que te propongo ahora para dedicarlos a esa persona especial en tu vida, o seguir buscando otras opciones en estas frases para enamorar por Facebook.

Un beso (Enrique José Varona)

De un capullo al romper fue el estallido.

Es blando el roce del plumón de un ave,

Perla que un cristal deja un chasquido,

De un pétalo de seda tacto suave.

Algo fue tan sutil, algo tan breve,

Que al punto de nacer quedó deshecho;

Mas si fue para ti copo de nieva,

Gota de lava fue para mi pecho.

¡Cuánto rato te he mirado… (Pedro Salinas)

¡Cuánto rato te he mirado

sin mirarte a ti, en la imagen

exacta e inaccesible

que te traiciona el espejo!

“Bésame”, dices. Te beso,

y mientras te beso pienso

en lo fríos que serán

tus labios en el espejo.

“Toda el alma para ti”,

murmuras, pero en el pecho,

siento un vacío que sólo

me lo llenará esa alma

que no me das.

El alma que se recata

con disfraz de claridades

en tu forma del espejo.

Poemas para enamorar largos

Si te gusta leer mucho, o prefieres tomarte el tiempo justo para expresar tu amor, sin importar la extensión, te doy una selección de poemas para enamorar un poco más largos.

Envíaselos a tu chico por email, por cualquier red social, o incluso a la manera tradicional, ¡escribiéndole una carta!

Sometimes (Anónimo)

A veces me siento sola; a veces no tengo ganas de compañía.

A veces el mundo es un monstruo devorador, a veces todo un misterio, a veces tan pequeñito.

A veces tengo calor y frío; a veces solo un vacío me inunda, cuando más cosas tengo que me llenan.

A veces un nudo en el pecho impide que diga, que sienta, que viva, y es cuando más ganas tengo de decir, de sentir, de vivir…

A veces, cuando más hermosa me parece la noche, más solitaria se me vuelve.

A veces extraño tu voz, tu olor, y a veces no soporto tenerte cerca.

A veces tu presencia se me hace necesaria, vital… a veces el miedo me hace pensar que eso puede convertirse en agobio, ahogamiento de mi ser…

No tengo más que esperanzas y, a veces, ni siquiera eso y solo el amor que siento por ti.

A veces pienso que quiero que te vayas, que estés lejos… pero ya lo estás, y a veces, o casi siempre, quiero que vuelvas.

A veces me aterra pensar que esto solo será a veces y no durante más tiempo y espacio.

El corazón (José Selgas)

Según la medicina, el corazón no es más que la regadera del cuerpo humano.

Una especie de bomba que, comprimiéndose y dilatándose alternativamente,

lanza raudales de sangre por las misteriosas vertientes de las venas.

Mecánicamente considerado, es un muelle real de este reloj eternamente descompuesto que se llama hombre.

Un aparato admirablemente construido, pero nada más que un aparato.

La medicina y la mecánica se sientan al pie de ese descubrimiento

con la satisfecha tranquilidad del viajero que ha terminado su camino.

He ahí el corazón según la ciencia.

Nosotros ponemos la mano sobre él y lo sentimos golpear incesantemente,

como si quisiéramos que no olvidara que va siempre con nosotros.

En sus latidos hay algo de importancia,

algo de esa precipitación que en sus movimientos llevan las cosas que acaban pronto.

Parece que la rapidez incesante con que se agita,

es una voz sin palabras que nos está gritando siempre: “Esto va a escape”.

Yo creo algunas veces que es un ser escondido dentro de mi ser,

encargado de contar los instantes de mi vida.

Terrible cronómetro, que no pierde ni un átomo de tiempo.

Sus latidos son como los golpes sordos de una piqueta inexorable

que va minando lentamente los cimientos de un edificio.

El día que el ruido cesa, el edificio se desploma.

Para los médicos, solo arroja la sangre que nos da la vida.

Observadlo bien, y veréis que cuando se siente oprimido,

empuja hacia los ojos torrentes de lágrimas.

El corazón se puede decir que es el cerebro de los sentimientos.

La cabeza nos dice: Piensa.

El corazón nos dice: Siente.

La inteligencia discurre, el corazón adivina.

Lo que en la inteligencia es un cálculo, en el corazón es una esperanza.

La razón hubiera ya convertido en virtudes todos los vicios,

si hubiera podido seducir al corazón.

La inteligencia más grande no vale tanto como un corazón hermoso.

La inteligencia propone: el corazón manda.

Poemas de amor: La mejor selección

Poemas para enamorar románticos

El romance ya está incluido en la poesía, pero si te atreves a llevarlo a su máxima expresión, ¡mira estos poemas para enamorar románticos!

El intruso (Delmira Agustini)

Amor, la noche estaba trágica y sollozante

cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;

luego, la puerta abierta sobre la almohada helante,

tu forma fue una mancha de luz y de blancura.

Todo aquí lo alumbraron tus ojos de diamante;

bebieron en mi copa tus labios de frescura,

y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;

me encantó tu descaro y adoré tu locura.

¡Y hoy río si tú ríes, y canto si tú cantas;

y si tú duermes, duermo como un perro a tus plantas!

¡Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera;

y tiemblo si tu mano toca la cerradura,

y bendigo la noche sollozante y oscura

que floreció en mi vida tu boca tempranera!

Amor sádico (Julio Herrera y Reisig)

Ya no te amaba, sin dejar por eso

De amar la sombra de tu amor distante.

Ya no te amaba, y sin embargo el beso

De la repulsa nos unió al instante…

Agrio placer y bárbaro embeleso

Crispó mi faz, me demudó el semblante;

Ya no te amaba, y me turbé no obstante,

Como una virgen en un bosque espeso.

Y ya perdida para siempre, al verte

Anochecer en el eterno luto,

Mudo de amor, el corazón inerte,

Huraño, atroz, inexorable, hirsuto,

Jamás viví como en aquella muerte,

Nunca te amé como en aquel minuto.

Poemas para enamorar a un hombre

Aunque hasta hace muy poco era una generalidad que solo los hombres conquistaban a las mujeres y regalaban flores y poemas, la modernidad ha ido cambiando esta costumbre ¡y ahora tú también puedes atreverte a enviar uno de estos poemas para enamorar a un hombre!

Última rima (Juana Borrero)

Yo he soñado en mis lúgubres noches,

en mis noches tristes de penas y lágrimas,

con un beso de amor imposible,

sin sed, sin fuego, sin fiebre y sin ansias.

Yo no quiero el deleite que enerva,

el deleite jadeante que abrasa,

y me causan hastío infinito

los labios sensuales que besan y manchan.

¡Oh, mi amado! ¡Mi amado imposible!

Mi novio soñado de dulce mirada,

cuando tú con tus labios me beses,

bésame sin fuego, sin fiebre y sin ansias.

¡Dame el beso soñado en mis noches,

en mis noches tristes de penas y lágrimas,

que me deje una estrella en los labios

y un tenue perfume de nardo en el alma!

De certezas y presagios (José Ramón Medina)

¿Cómo explicarte? Siento que me haces falta.

Que sin ti estoy perdido(a)

dentro de un pozo oscuro, tanteando

las rugosas paredes como un ciego(a).

—Es la costumbre, dices.

Pero yo insisto: dame tu mano, acércame

tu aliento, pon, otra vez, a gemir al corazón en

su distancia. Distráeme del horror definitivo de

la soledad, dame tu compañía, ofréceme

tu voz, tus brazos, tú entera(o), para sentir

de nuevo, el agitado rumor de años perdidos.

—Es un ave triste la que cruza por el cielo, dices.

Y su llanto llena toda la tarde con un ronco clamor

de desamparo y miedo.

Poemas para dedicarle a él

Poemas para enamorar a mi novio

¿Tienes pareja? ¿Quieres mimar un poco a tu chico con bonitas palabras de amor? Pues estos poemas para enamorar van a servirte de ayuda para lograr demostrarle cuánto lo amas.

Si quieres otras opciones también puedes buscar entre estos poemas de amor y además es aconsejable que descubras cómo enamorar a mi novio cada día.

Al amor (Manuel González Prada)

Si eres un bien arrebatado al cielo

¿Por qué las dudas, el gemido, el llanto,

la desconfianza, el torcedor quebranto,

las turbias noches de febril desvelo?

Si eres un mal en el terrestre suelo

¿Por qué los goces, la sonrisa, el canto,

las esperanzas, el glorioso encanto,

las visiones de paz y de consuelo?

Si eres nieve ¿por qué tus vivas llamas?

Si eres llama ¿por qué tu hielo inerte?

Si eres sombra ¿por qué la luz derramas?

¿Por qué la sombra, si eres luz querida?

Si eres vida ¿por qué me das la muerte?

Si eres muerte ¿por qué me das la vida?

Raíz salvaje (Juana de Ibarbourou)

Me ha quedado clavada en los ojos

la visión de ese carro de trigo,

que cruzó, rechinante y pesado,

sembrando de espinas el recto camino.

 

¡No pretendas, amante, que ría!

¡Tú no sabes en que hondos recuerdos

estoy abstraída!

 

Desde el fondo del alma me sube

 un sabor de pitanga a los labios,

tiene aún mi epidermis morena

no sé qué fragancia de trigo emparvado…

¡Ay, quisiera llevarte conmigo

a dormir, una noche, en el campo,

y en tus brazos pasar hasta el día,

bajo el techo alocado de un árbol…!

 

¡Soy la misma muchacha salvaje

que, hace años, trajiste a tu lado!

Poemas para enamorar a un chico difícil

Sé que a veces puede ser muy complicado conquistar a alguien, pero siempre puedes encontrar ayuda aquí y aprender cómo atraer a un hombre regalándole uno de estos poemas para enamorar a un chico difícil.

Si deseas conocer la importancia del vínculo amoroso, lee esta nota de eldiariodelarepublica.com

El beso (Luis G. Urbina)

Era un cautivo beso enamorado,

de una mano de nieve que tenía

la palidez de un lirio desmayado

y el palpitar de un ave en agonía

y sucedió que un día aquella mano suave

de palidez de cirio, de languidez de lirio,

se acercó a la prisión del beso

que ya no pudo más el pobre preso,

y escapó, mas con voluble giro

huyó la mano hacia el confín lejano

y el beso que volaba tras la mano

rompiendo el aire se volvió suspiro.

El divino amor (Alfonsina Storni)

Te ando buscando amor que nunca llegas,

Te ando buscando amor que te mezquinas,

Me aguzo por saber si te adivinas,

Me doblo por saber si te me entregas.

Las tempestades mías, andariegas,

Se han aquietado sobre un haz de espinas,

Sangran mis carnes gotas cristalinas

Porque a salvarme, oh niño, te me niegas.

Mira que estoy de pie sobre los leños,

Que a veces bastan unos pocos sueños

Para encender la llama que me pierde.

Sálvame, amor, y con tus manos puras

Trueca este fuego en límpidas dulzuras

Y haz de mis leños una rama verde.

Poemas para enamorar a un amigo

Es muy probable que surja el amor entre dos personas cercanas, y si estás atravesando por una situación similar puede ser muy complicado para ti.

Te recomiendo que aprendas cómo conquistar a un amigo y también cómo salir de la friendzone, ¡atrévete a intentarlo con los mejores tips!

Y para comenzar con tu estrategia de conquista ¡regálale uno de estos poemas para enamorar!

Morning thoughts (Claribel Alegría)

Hoy la luz es lechosa.

Me llegan titilando los olores.

Las cosas que recuerdo

—como un potrillo torpe

asaltaba el regazo de mi madre—

¿No lo sentiste así?

En un salón ruidoso

te encontré.

Hablamos de la India,

de T. S. Eliot,

del neorrealismo italiano.

Desde mis veinte años te miraba,

desde mi soledad

y mi deseo.

Surgen ahora rostros:

fatigadas meseras

retirándome hostiles

el menú,

empleadas de almacén

que me llamaban “honey”.

En medio del asfalto

me ofreciste una encina.

Fue solamente un préstamo,

un pagaré a cobrar.

Con retazos de olores,

con cumplidos,

cada uno midió su desamparo.

Me fastidian los pájaros que chillan,

tus ideas políticas,

ese cuadro torcido.

Fuimos dos soledades

impermeables.

Con sigiloso empeño

hicimos presupuestos

y el amor.

Aprendí que reírse alivia,

que el calor de tu piel,

sin palabras,

sin sexo,

me disfraza el vacío.

Soy una boya,

un corcho

que se levanta y cae,

un ala templada por el viento,

un grito ronco,

inútil,

mendigando ternura.

Soledad (Mirta Aguirre)

¿Habéis tenido, alguna vez,

una estrella en la palma de la mano?

¡Ah la estrella, la estrella!

Qué síntesis de anhelo y de ternura,

qué tenaces insomnios,

qué vender alma y sangre por su beso.

Y después, ahí está:

una estrella en la palma de la mano.

Y nada más. Como no sea

encontrar a quien dársela.

Poemas para enamorar rápidamente

Poemas para enamorar a alguien al instante

Para que el amor llegue de manera instantánea te propongo que aprendas sin demoras cómo enamorar a un hombre.

Y para que tu conquista sea efectiva, ¡regala uno de estos poemas para enamorar y derrite de ternura a alguien especial!

Además, si quieres saber si los hombres y las mujeres se enamoran por igual, lee este artículo de lavanguardia.com

De tarde (Anónimo)

De tarde te dije las palabras más lindas llenas de pero y para qué

buscando el convencimiento, sintiendo la verdad.

No tuve que inventar, no tuve que callar.

Me he quedado muda, sin cómo ni saber con qué.

No puedo conjugar en el presente el pasado, el recuerdo.

Sé que te dije las palabras más lindas,

las que quisiera repetirte ahora y siempre,

las que quisiera sentir,

las que quisiera que creyeras.

Sí, se ha despertado el sentimiento

con lluvia de tarde, penumbra y besos.

Mil palabras de la vida, del futuro, del amor,

convocando y provocando, incitando la pasión.

Sosegados, como viejos amantes en un nuevo compromiso,

con la incertidumbre de no lograr lo posible, lo esperado,

eco rabioso tierno, celoso del espacio y tiempo que te separa,

retomo mis deseos para encauzarme,

olvido las penas y te amo.

Los retornos (Bertalicia Peralta)

De nuevo en ti, más tibiamente.

Más llena de tu cuerpo de maderas dulces,

más columbrada de curvas y sonidos de luz,

más esperma en tu lábaro,

más espejo en tu muerte.

El silencio con su muerte cargada de esperas

siembra cruces de flores azules en mis sueños.

Llega a mí el pájaro de agua en tus manos.

Llega tu viva ausencia de árboles de invierno.

Sortija de pasión tu boca

entra amorosa en mis dedos. La rosa

se viste de sangre con afán de fuego.

Poemas para enamorar originales

En poesía puedes encontrar las cosas más diversas, como estos poemas para enamorar originales que te muestro aquí:

Espantapájaros (Oliverio Girondo)

Se miran, se presienten, se desean,

se acarician, se besan, se desnudan,

se respiran, se acuestan, se olfatean,

se penetran, se chupan, se demudan,

se adormecen, despiertan, se iluminan,

se codician, se palpan, se fascinan,

se mastican, se gustan, se babean,

se confunden, se acoplan, se disgregan,

se aletargan, fallecen, se reintegran,

se distienden, se enarcan, se menean,

se retuercen, se estiran, se caldean,

se estrangulan, se aprietan, se estremecen,

se tantean, se juntan, desfallecen,

se repelen, se enervan, se apetecen,

se acometen, se enlazan, se entrechocan,

se agazapan, se apresan, se dislocan,

se perforan, se incrustan, se acribillan,

se remachan, se injertan, se atornillan,

se desmayan, reviven, resplandecen,

se contemplan, se inflaman, se enloquecen,

se derriten, se sueldan, se calcinan,

se desgarran, se muerden, se asesinan,

resucitan, se buscan, se refriegan,

se rehúyen, se evaden y se entregan.

Batalla al borde de una catarata (César Moro)

Tener entre las manos largamente una sombra

De cara al sol

Tu recuerdo me persiga o me arrastre sin remedio

Sin salida sin freno sin refugio sin aire

El tiempo se transforma en casa de abandono

En cortes longitudinales de árboles donde tu imagen se disuelve en humo

El sabor más amargo que la historia del hombre conozca

El mortecino fulgor y la sombra

El abrir y cerrarse de puertas que conducen al dominio encantado de tu nombre

Donde todo perece

Un inmenso campo baldío de hierbas y pedruscos interpretables

Una mano sobre la cabeza decapitada

Los pies

Tu frente

Tu espalda de diluvio

(…)

Una piedra que gira y otra que se levanta y duerme en pie

Un caballo encantado un arbusto de piedra un lecho de piedra

Una boca de piedra y ese brillo que a veces me rodea

Para explicarme en letra muerta las prolongaciones misteriosas

De tus manos que vuelven con el aspecto amenazante de un cuarto

Modesto con una cortina roja que se abre ante el infierno

Las sábanas el cielo de la noche

El sol el aire la lluvia el viento

Sólo el viento que trae tu nombre

Dedícale los mejores poemas

Poemas para enamorar divertidos

Y sin quieres provocar una sonrisa en el rostro y el corazón de ese chico, prueba con estos poemas para enamorar divertidos que lo dejarán pensando en ti un buen rato:

Soneto de tus vísceras (Baldomero Fernández Moreno)

Harto(a) ya de alabar tu piel dorada,

tus externas y muchas perfecciones,

canto al jardín azul de tus pulmones

y a tu tráquea elegante y anillada.

 

Canto a tu masa intestinal rosada, al bazo,

al páncreas, a los epiplones,

al doble filtro gris de tus riñones (…).

 

Canto al tuétano dulce de tus huesos,

a la linfa que embebe tus tejidos,

al acre olor orgánico que exhalas.

Quiero gastar tus vísceras a besos,

vivir dentro de ti con mis sentidos…

Yo soy un sapo negro con dos alas.

Soneto de la granada (Xavier Villaurrutia)

Es mi amor como el oscuro

panal de sombra encarnada

que la hermética granada

labra en su cóncavo muro.

Silenciosamente apuro

mi sed, mi sed no saciada,

y la guardo congelada

para un alivio futuro.

Acaso una boca ajena

a mi secreto dolor

encuentre mi sangre, plena,

y mi carne, dura y fría,

y en mi acre y dulce sabor

sacie su sed con la mía.

Como has podido ver, la poesía puede abrirte las puertas al amor y la felicidad si eres de las que prefieren conquistar con palabras y te atreves a enviar estos poemas para enamorar.

Escoge el momento y el lugar y hazle llegar a ese chico especial en tu vida uno de estos textos o busca muchos más en estas frases de amor largas.

Pin It on Pinterest

Share This