Mindfulness: 4 ventajas al aplicarlo a tu relación

Nunca tivemos nada.Já tivemos algo.Ele é meu namorado.Ele é meu noivo.Ele é meu marido.Ele é meu ex.Continuar.

Seducción


El mindfulness es una herramienta que ha tenido gran impacto entre los psicólogos actualmente. Puede ser aplicada y enfocada a diversos ámbitos, como por ejemplo a la pareja; es decir, en este sentido, es un excelente medio para ayudar a pulir los lados ásperos de toda relación. Si quieres conocer las 4 ventajas del mindfulness para ti y tu pareja, sigue leyendo.

Probablemente, te estés preguntando de qué se trata el mindfulness; pues bien, el mindfulness es una herramienta de enfoque que consigue separar a la persona de sus pensamientos para poder reconocerlos y poner en duda los patrones mentales, centrándose en el aquí y el ahora mediante una atención total al momento presente.

Aunque el concepto nace de la práctica de meditación, la atención focalizada es algo que ya ha sido de interés para muchos psicólogos. Es por esto que se han estudiado los efectos, de esta forma de enfocarse en algo, tomando únicamente en cuenta los métodos y resultados, dejando por fuera todo aspecto místico que usualmente se ve en la práctica de la meditación.

1.- Sin vivir en el pasado ni estresarse por el futuro

Mindfulness para no estresarse por el pasado ni el futuro

Aferrarse a algo del pasado que nos impida crecer, quizá suene familiar para muchas personas. De la misma forma, lo es vivir con una gran ansiedad por el futuro.

Si te identificas con alguna de estas forma, te estás perdiendo de lo más importante: el presente.

El ahora es el único momento donde se puede generar crecimiento, tanto a nivel personal como en tu relación.

El mindfulness nos ayuda a movernos de esos hábitos negativos prestando atención a dos cosas:

  • La mejor forma de emplear el pasado es retomando las experiencias y conocimientos necesarios para ocuparse del presente.
  • Emplea el futuro solo para planear, trazarte propósitos y metas o crear nuevos proyectos.

Por lo general, muchas discusiones en pareja se originan por situaciones pasadas que no se trabajan en el presente. Solo quedan allí, detrás, continuamente siendo el combustible que causa diversas peleas creando fricción en la pareja.

Es natural que algunas situaciones del pasado sean difíciles de superar; pero, es muy importante tomarse el tiempo para trabajar en dichos asuntos, de tal forma que no detengan ni tu crecimiento personal ni el de tu relación.

Al enfocar la atención en el presente, se puede llegar a disminuir la ansiedad por el futuro. Ejercicios de atención focalizada son útiles al tratar la ansiedad en terapia, ayudándote a mantener tu mente “anclada” en el presente, evitando que divague en preocupaciones del futuro.

2.- Como juzgamos las experiencias

A veces no se vive en el pasado ni en el futuro, pero tampoco se disfruta del todo el presente.

Quizá estemos más centrados en juzgar una experiencia con la pareja que en compartir el momento: “Esto es horrible”, “No puedo creer que hayamos venido a este lugar”, etc. Los anteriores, son algunos de los pensamientos que pasan por nuestra mente, los cuales nos impiden disfrutar una situación porque la estamos juzgando.

Tener presentes dichos pensamientos es muy importante para poder cambiarlos. La idea es notar las cosas sin etiquetarlas como buenas o malas, sino simplemente como se dan.

Al “describir” mentalmente la situación que estas experimentando puedes llevar a tu mente en esa dirección.

El Dr. Ali Mattu, muestra un gran ejemplo de esto con la acción de comer un helado. (Video en inglés)

3.- Disfrutando el momento

Mindfulness para disfrutar el presente

Ya hemos hablado de lo mucho que puede afectar a la relación estar desconectados del presente. Pero, ¿qué beneficios trae disfrutar el momento con tu pareja?

  • Se comparte mejor: compartir es una de las bases fundamentales de una relación; al compartir momentos juntos, se fortalecen los lazos afectivos.
  • No reavivar las discusiones: como hemos hablado, muchas discusiones en pareja, se originan por “avivar” la llama de un conflicto pasado o discutir por supuestos en un futuro incierto; al mantenerse en el aquí y el ahora, se elimina todo aquello que hace resurgir dichas peleas.
  • Más momentos para compartir: si disfrutan pasar tiempo juntos, las discusiones van disminuyendo. Esto, significa que la motivación por conversar, divertirse, tener citas espontáneas y disfrutar de la intimidad va aumentando de forma natural y fluida.

La buena noticia es que si tienen un buen presente, estarán trabajando, indirectamente, por un buen futuro como pareja.

4.-Mindfulness con las emociones

Mindfulness; atencion a tus emociones

Es mucho más sencillo que otras personas entiendan cómo te sientes, si primero logras comprender e identificar qué es lo que sientes.

Prestar atención focalizada a tus emociones, te permitirá:

• Un mayor entendimiento personal de cómo reaccionas a un problema o situación.
• Poder expresar las emociones de forma clara a tu pareja para lograr un mejor diálogo.

Estos dos puntos parecen muy simples, pero hacen la diferencia en cuanto al cuidado de una relación. Por ejemplo, en muchas ocasiones, saber cómo actuar ante alguna situación con la pareja parece difícil, al no estar del todo seguros cómo nos sentimos al respecto.

Una vez entiendas qué emociones se originan ante un problema o situación específica, podrás tener una respuesta y toma de acción más adecuada. Esto evitará pensamientos de duda posteriores como: “Exageré” o “No debería haber dicho eso…”, los cuáles hacen más difícil solucionar algunos conflictos.

De igual forma, no hay que olvidar que tu pareja no puede leer tu mente. Aunque así lo parezca, cuando dan la misma respuesta a una pregunta, describe a la perfección las cosas que te gustan y predice las bromas que harás; hay muchas cosas que necesitas expresarle explícitamente para que logren entenderse mejor.

El diálogo es la mejor forma de cuidar una relación. Poder establecer un diálogo al mismo nivel, entendiendo como se sienten ambos y el por qué de sus reacciones, creará un ambiente de comprensión donde crecerán como pareja.

Una pareja que aprende a usar las dificultades a favor de la relación, es una pareja que, muy posiblemente, tendrá una relación plena y duradera.

Mindfulness: prestando atención a prestar atención

El pasado es un gran peso sobre nuestros hombros que nos dificulta avanzar. De la misma forma, la idea del futuro puede paralizarnos o hacernos actuar afectando nuestro presente. Si aprendes a focalizar tu atención con mindfulness, podrás identificar si llegas a tener problemas con lo que ya pasó o lo está por suceder y mejorarlo en el ahora.


Pin It on Pinterest

Share This