Cómo tener una relación abierta: Consejos prácticos

Culturalmente, nos han enseñado que las relaciones de pareja deben ser de cierta manera; pero, ¿qué sucede si deseas experimentar otro tipo de vínculo amoroso? A continuación, te compartiré mis conocimientos sobre cómo tener una relación abierta; sigue la lectura y saca tus propias conclusiones al respecto.

Recuerda que el amor es tan diverso que permite que nos expresemos y vivamos miles de sensaciones en diferentes contextos; por tanto, abre tu mente y explora los siguientes consejos que he diseñado especialmente para ti.

Antes de iniciar una relación abierta, ten en cuenta…

Atrévete a experimentar una relación abierta

Si tu interés está enfocado en experimentar una relación abierta, primero debes preguntarte si estas preparada para afrontar todo lo que trae consigo este tipo de vínculo, donde entran a actuar otras personas y conocer las reglas de oro para mantenerlo a tu lado sin que se pierda el amor.

Claridad

En primer lugar, es importantísimo que seas consciente de lo que quieres; tener claridad en los objetivos y sus consecuencias, te ayudará a asimilar los retos que traen ciertas cosas, en este caso, darse la oportunidad de vivir una relación abierta.

Manejo de los celos

Otro aspecto para tener en cuenta, antes de iniciar una relación abierta satisfactoria, es evaluar qué tanto manejo le das al asunto de los celos; si bien son naturales, es fundamental controlarlos para no desencadenar situaciones que arruinen el amor y la confianza.

No importa si tú eres celosa o si tu novio es celoso, lo realmente relevante es la manera como enfrentan este tipo de sentimientos, ya que hacen parte del proceso de aprendizaje de cómo tener una relación abierta.

Saber comunicarse

La comunicación fortalece las relaciones abiertas

La comunicación es una pieza clave para que funcionen este tipo de relaciones; por eso es conveniente que tu capacidad de expresarte sea excelente, de modo que la comunicación sana en pareja se priorice por encima del tipo de relación que se tiene.

Ser abierta

Este punto es más introspectivo que cualquier otra cosa; la idea es que te preguntes a ti misma qué tan abierta estás al mundo de las relaciones y a sus posibilidades.

Esta pregunta tiene como fin reconocer hasta qué punto quieres llegar y qué tan cómoda te sientes.

Mejor dicho, para entender el cómo tener una relación abierta es necesario que sepas responderte estas cuestiones y así no te verás emprendiendo y experimentando caminos que no son de tu agrado.

Tener seguridad de qué se quiere

Es probable que hayas escuchado que las personas seguras de sí mismas y que saben lo que quieren, tienen mayor éxito en lo que emprenden en su vida, lo cual no está tan alejado de la realidad.

El 90% de tus metas dependen de la voluntad y el convencimiento de hacer las cosas; por esto es conveniente que a la hora de tener una relación abierta, se tenga seguridad de que realmente eso es lo que se quiere, de otra manera podría ser bastante traumático.

Manejo de la inseguridad

¿Estás lista para tener una relación abierta?

En caso de tener inseguridades, lo cual es muy usual y normal, solo necesitas darle manejo al asunto de modo que no estropee los acuerdos y pactos hechos con tu pareja; no permitas que la duda nuble lo realmente importante.

Recuerda que no se trata de hacer las cosas para complacer al otro y sufrir mientras se experimenta, sino en disfrutar juntos la experiencia.

Por este motivo, la inseguridad no puede ser tu punto de partida para iniciar esta nueva dinámica en la relación de pareja.

Cambiar el pensamiento tradicional sobre la pareja

Recapitula lo que tradicionalmente se tiene por una relación y conoce otras posibilidades, por ejemplo, cómo tener una relación abierta; no tengas miedo a lo nuevo, te podrías sorprender gratamente.

Saber que hay otras maneras de amar y entenderse en pareja significa una bonita experiencia.

Sin embargo, es necesario que lo hables con tu pareja, por eso te recomendamos romper el hielo sobre estos temas a través del artículo 80 preguntas íntimas para mi novio, con lo cual podrás entrar en confianza respecto al tema.

Evaluar si tienen suficiente tiempo

El tiempo es un factor trascendental, de modo que no debes sacrificar los espacios con tu pareja por hacer otras cosas; lo ideal es que respetes dichos espacios si no quieres que la relación con tu pareja se vea vulnerada.

Lo mismo sucede en una relación abierta; primero debes revisar si cuentas con el tiempo suficiente como para no perder espacios de calidad en tu relación mientras conoces a otras personas aparte.

Si bien se puede hacer, debes tener clara la prioridad.

Evaluar la autoestima

Evalúa tu autoestima antes detener una relación abierta

Cuida tu corazón; si tu autoestima no es lo suficientemente sólida debes tener cuidado con este tipo de relaciones o saldrás lastimada. Así que antes que nada debes evaluar y trabajar este aspecto de manera que no implique un riesgo para ti o para tu pareja.

Dejar los miedos

El miedo es un sentimiento muy natural del ser humano; sin embargo, este, en ocasiones, nos juega malas pasadas ya que se convierte en temores irracionales que nos impide avanzar y tomar algunas decisiones.

Un ejemplo claro de lo anterior es el modo como concebimos y establecemos relaciones amorosas, en las que podemos sentir miedo al abandono o la infidelidad.

Por esto, empiezan a surgir las inseguridades y no admitimos otras dinámicas un poco más libres en la relación.

En el caso de las relaciones abiertas, es importante que te despojes de esos miedos antes de iniciar; de lo contrario, podrías sufrir en el intento, así que tenlo muy claro.

Primero hay que romper con los miedos y luego lanzarse al ruedo.

Consejos para mantener una relación abierta

Cómo tener una relación abierta

Cuando ya has establecido la relación abierta con tu pareja, se ha iniciado una nueva fase en la que es importante tener en cuenta otra serie de elementos para mantener la armonía bajo esta dinámica y lograr que la relación funcione.

Si en tu caso ya estás en medio de la relación abierta, a continuación, podrás leer varios consejos de gran utilidad para que los tengas en cuenta en esta etapa que estás viviendo y sea una excelente experiencia al lado de tu pareja.

Establecer reglas

¡Ojo a esto!: es necesario hablar con tu pareja y llegar a acuerdos en cuanto a los límites y licencias que se darán en medio de la relación, de otra manera podrían darse malos entendidos.

Si quieres que sea una buena relación debes ponerte de acuerdo con tu chico en cuanto a lo que quieren.

Comunicación asertiva

La comunicación asertiva es necesaria en todo momento, a través de esta se mantiene el equilibrio y el entendimiento entre tu ser amado y tú, es por esto que saberse expresar es un punto clave si quieres saber cómo tener una relación abierta.

De todas maneras si tu fuerte no está en la comunicación asertiva no te preocupes, solo necesitas informarte un poco más y así aplicar lo que los expertos recomiendan para que aprendas del tema y sepas qué hacer en todo momento.

Un buen ejemplo que podrías leer, es el artículo de Vicente Caballo, publicado en la revista de Estudios de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid, para comprender mejor el concepto de asertividad y así empezar a practicarlo.

Ser responsable con la protección

Protege tu integridad al tener una relación abierta

Este consejo es demasiado importante; como bien sabes, las prácticas sexuales con distintas personas pueden traer algunos riesgos para la salud si no se tienen las precauciones adecuadas.

Sé extremadamente responsable por amor propio y por amor a tu pareja, así no tendrán que lamentarse en un futuro. Existen muchas formas de protegerse; no obvies ninguna ya que es tu responsabilidad el tener cuidado.

Al tener una relación abierta el riesgo aumenta; sin embargo, no significa que no se pueda prevenir, la idea es informarse y hacer las cosas correctamente para que no sea una experiencia que lamentar u odiar por no advertir los posibles peligros.

Practica la honestidad

Sé transparente con tu pareja en todo momento; la base de toda relación se compone de valores como la honestidad y la confianza, de hecho, el secreto de cómo tener una relación abierta se basa en esto mismo.

Por si no lo sabías, hay desaciertos recurrentes que suceden en las relaciones como lo es la deshonestidad.

Si quieres saber que otras faltas se dan, te recomendamos leer el artículo 25 errores que las mujeres cometen y arruinan las relaciones.

Esforzarse más en la relación

Actúa con inteligencia emocional en tu relación abierta

Independientemente del tipo de relación que tengas, debes entregarte al vínculo; solo ese esfuerzo permitirá que el amor crezca y se mantenga la llama encendida sin que nada los afecte.

No descuides a tu pareja

Entre las cosas que debes tener en cuenta cuando quieres tener una relación abierta está la dedicación, no puedes descuidar a tu pareja o esto traerá inseguridad sobre el amor que se tiene, llevándolos a la posible ruina del vínculo.

Para que esto no te suceda a ti, puedes utilizar la Calculadora de Interés Amoroso; así podrás enterarte qué tanto entusiasmo hay en tu pareja y saber qué hacer. No dudes en usarla y descubrir todo lo que tiene para ofrecerte.

Mantener la lealtad

Ser leal no es difícil, parece ilógico en una relación abierta ya que terminas compartiendo la intimidad con otras personas aparte; no obstante, en este caso, se trata de otro tipo de lealtad en donde te mantienes firme con tu pareja.

A través de los acuerdos que implican estas relaciones, la lealtad toma otro significado que se establece al iniciar la relación y solo saben los implicados.

Atrévete e intenta establecer otro tipo de lealtad con tu chico, una de relación abierta.

La confianza ante todo

La confianza es la base de las relaciones abiertas

Nunca dejen que la confianza se pierda, ya que por medio de esta es que reposa la tranquilidad en la relación; de otro modo, la sospecha y malos pensamientos acabarían por inundarlos hasta llegar a un posible conflicto.

Para que esto no suceda en tu relación debes fomentar y fortalecer la confianza día a día, a pesar de los encuentros con personas distintas a tu pareja; los detalles nunca deben faltar ni tampoco las frases para enamorar.

Solo la seducción y la constancia pueden ser tus aliadas para no perder la confianza ni el vínculo tan valioso que se ha creado; de igual manera, debes tener presente que hay que mantener el cuidado y el amor vigentes como si se tratase de una plantita.

Como puedes ver, no es tan complicado tener relaciones abiertas; simplemente se trata de entender muy bien y ponerte en la misma sintonía con tu pareja, ya que los dos deben consentir en la decisión.

Lo importante es que se sientan cómodos en esta nueva aventura y puedan disfrutar sin que la relación corra riesgos; no tienen que cohibirse, con una buena comunicación todo se dará sin necesidad de sufrir en el intento.

Ahora que tienes los mejores consejos sobre cómo tener una relación abierta, ve y háblalo con tu pareja para que juntos decidan si es lo adecuado para los dos o si, por el contrario, prefieren una relación solo de los dos sin toda la libertad de una relación abierta.

Te invito, finalmente, a probar el infalible Método del Deseo Magnético para que aprendas las mejores técnicas de seducción y puedas conquistar el corazón de cualquier hombre.

¿Qué esperas para descubrir este nuevo mundo de posibilidades en las relaciones de pareja?

No dejes que el miedo se apodere de ti y te aleje de nuevas experiencias placenteras que puedes vivir en compañía del ser que más quieres y que más te quiere.